¿Legalización de la marihuana para favorecer el medio ambiente?
En California están estudiando seriamente la propuesta de legalizar la marihuana. No porque a muchos les guste consumirla sin tener que preocuparse por si les ve la policía. El motivo es bien distinto. Según las autoridades de ese estado americano, el medio ambiente se vería favorecido y también las arcas públicas.

En primer lugar, se cobrarían impuestos por su venta. Se gravaría con unos 50 dólares (casi 40 euros) cada onza vendida, lo que haría que cada año el estado se embolsara una cifra espectacular de 1,3 billones de dólares.

Por otra parte, la flora y la fauna de las zonas naturales donde se cultiva esta planta no se verían tan castigadas por el uso de pesticidas. Las autoridades competentes en agricultura podrían de esta forma controlar dónde y cómo se siembra esa marihuana que luego se vendería legalmente en los mercados. También tendrían la potestad suficiente para multar a todo aquel que llevara a cabo esa actividad de forma irresponsable.