10 documentales ecológicos que no puedes dejar de ver

La televisión y el cine pueden convertirse en importantes aliados a favor de la concienciación ecológica. Las poderosas herramientas de las obras audiovisuales son capaces de informar sobre la realidad actual, sensibilizar, explicar un problema y, por tanto, concienciar a las personas a que adquieran comportamientos más ecológicos. Entre las -cada vez más- numerosas películas, series y obras maestras que buscan este objetivo, se encuentran los documentales. Valiosos trabajos que hablan sobre varias de las problemáticas actuales que sufre el planeta: incluyendo las técnicas agrícolas destructivas, la deforestación, el cambio climático y un grande etcétera. De hecho, muchos de los documentales que vamos a presentarte a continuación ya forman parte de festivales ecológicos, como el Festival Internacional del cine de medio ambiente, y ya han conseguido concienciar a mucha gente.

Hay muchos y muy buenos documentales que cumplen este importante objetivo y que además te encantaría ver, pues son curiosos, entretenidos y muy muy interesantes, pero los diez que vamos a mostrarte a continuación nos parecen documentales imprescindibles.

“El síndrome del Titanic” Nicolas Hulot (2008)

Su creador compara el iceberg que arrasó al Titanic (mientras sus pasajeros comían y bailaban sin saber lo que se les avecinaba) con lo que está pasando en el mundo con la destrucción del planeta. Ahora estamos bien, pero un “iceberg” se aproxima. Es un grito de alarma sobre los desastres ecológicos que a la vez busca que el mundo entero despierte y encuentre una solución.

“El viaje del emperador” Luc Jacquet (2004)

Un precioso documental animal, teñido de ficción, que seduce a todo el mundo y está definido como un hermoso “himno a la vida”. Habla sobre los pingüinos de la Antártida y su búsqueda por la supervivencia. Te encantará la belleza de su cinta y su sutil manera de sensibilizar a la población acerca de las especies amenazadas. Obtuvo en 2006 el Óscar al mejor documental y no es para menos.

“Una verdad incómoda”. David Guggenheim (2006)

Otro de los documentales ecológicos que más dio de que hablar. Ha sido considerada la película por excelencia que denuncia el calentamiento global y en materia de concienciación mucho le debemos a Guggenheim. El presidente estadounidense Al Gore (que obtuvo por esto el Nobel de la paz) intenta educar a los ciudadanos acerca de los peligros del calentamiento global a través de unas diapositivas. En ellas, se muestran gráficos, ilustraciones y una serie de documentos que dejan a la audiencia boquiabierta ante esta realidad. Este documental sirvió para revigorizar por completo el movimiento ecologista.

10 documentales ecológicos que no puedes dejar de ver

“El mundo de silencio” Jacques Cousteau-Louis Malle (1955)

Es de hace ya unos años, pero, si aún no lo has visto, no puedes perdértelo. No hace falta que te contemos acerca de la calidad y la riqueza que tienen los reportajes de Cousteau, un hombre que, con su trabajo, ha hecho despertar a toda una generación. Este maravilloso documental sobre los fondos marinos dio paso a una etapa clave en la toma de conciencia ecológica, en una época en la que el ser humano no era tan consciente de la importancia de proteger el medio ambiente. Además, te encantará descubrir la belleza y la riqueza del fondo del océano sin moverte de tu sofá. No obstante obtuvo un premio en el Festival de Cannes del año siguiente.

10 documentales ecológicos que no puedes dejar de ver

“Super size me” Morgan Spurlock (2004)

Probablemente lo has visto o, al menos, has oído a hablar de este documental, que más que una historia ficticia, es una auténtica experiencia humana. La que vivió Morgar Spurlock, un hombre que se sometió a un régimen en el que sólo comía comida basura y refrescos azucarados. Como si nosotros decidimos estar un mes comiendo en McDonalds día y noche.

¿Qué pasó? Como se esperaba, a lo largo del documental vemos cómo la salud y el aspecto de Morgan se va deteriorando. Es muy chocante, pero lo que pretende mostrar es una dañina aunque aceptada realidad: la relación entre los problemas de obesidad estadounidenses y la frecuencia con la que se consume este tipo de alimentación.

10 documentales ecológicos que no puedes dejar de ver

“La pesadilla de Darwin” Hubert Sauper (2003)

La película se cuenta a través del formato encuesta y a través de conversaciones y preguntas, se denuncia la devastación en África, específicamente en Tanzania y los alrededores del lago Victoria. El documental es toda una crítica a las sociedades occidentales que colonizan y explotan África, mientras sus poblaciones se mueren de hambre. Es un documental cargado de polémica, que muestra una cruda realidad que poca gente se atreve a conocer.

“Glacial Balance” Ethan Steinman (2013)

Cuando veas este documental, te darás cuenta de cómo el cambio climático y el deshielo de los glaciales puede provocar -y provoca- un cambio gigantesco en el día a día de algunos seres vivos. Paisajes blancos y mucha concienciación.

“Nuestros hijos nos acusarán”. Jean-Paul Jaud (2008)

Menos conocido en España, pero igualmente brillante, aborda el uso masivo de pesticidas, derivados del petróleo. El mensaje está claro: si continuamos así, dejaremos un Planeta arruinado para nuestros hijos. El documental muestra el desarrollo de un pueblo francés, cuyo alcalde se propone usar cero pesticidas. El autor denunció activamente con este trabajo la contaminación agro-química.

10 documentales ecológicos que no puedes dejar de ver

“Home” Yann Arthus-Bertrand (2009)

Muy conocido y mediatizado, pero teníamos que incluirlo por la belleza de sus imágenes. El documental se presenta como una declaración de amor a nuestro planeta y muestra lo bello que es éste, y lo hace a través de imágenes aéreas que te dejarán sin aliento.

10 documentales ecológicos que no puedes dejar de ver

“Comprar, tirar, comprar”. Cosima Dannotizer (2010)

Queríamos poner un documental español en la lista y la verdad es que este se lo merece totalmente. ¿De qué habla? De la obsesión occidental por comprar cosas que no necesitamos, para después desecharlas, que nos hace estar inmóviles en medio de una dañina espiral de consumo. Te hará plantearte muchas cosas.