10 increíbles iniciativas verdes que utilizan excrementos
Diez proyectos distintos, pero todos ellos con mucho en común. Por un lado, son iniciativas verdes, que buscan cuidar el planeta de un modo u otro, ya sea reduciendo emisiones de gases de efecto invernadero o, por ejemplo, desechos gracias al aprovechamiento de las heces o la orina.

Originales y las más de las veces sorprendentes, aunque algunos de ellos no puedan ser en modo alguno ideales para los amantes de los animales. Aún así, no puede negarse que constituyen un paso adelante en cuestiones ambientales, ya sea en cuanto a reciclaje, reutilización, generación de energía y/o alternativa a otros productos de composición química.

10 increíbles iniciativas verdes que utilizan excrementos
No solo se trata del invento o de su aplicación, todo un logro, sin duda, sino de conseguir una aplicación más generalizada. El desafío, por lo tanto, sigue siendo el de siempre: su popularización. Y, sea como fuere, no cabe duda de que son un ejemplo de lo mucho que se está avanzado en estas cuestiones:

1. Estiércol de vaca convertido en biogás

El estiércol de vaca puede convertirse en energía, concretamente en biogás. Un ejemplo de ello es el proyecto que se está llevando a cabo con granjeros holandeses a iniciativa del gobierno con el fin de convertir este sistema en una importante fuente de energía para el país.

El problema de las emisiones de metano que procede de las vacas lecheras es importante y el objetivo es frenarlo a través de un programa del Ministerio de Economía mediante digestores anaeróbicos subvencionados que convierten el estiércol en biogás con la ayuda de bacterias. Una energía que pueden utilizar y también vender.

2. Electricidad con la caca de vaca

La captura del metano y su conversión en electricidad es el objetivo del proyecto de una empresa láctea de China, que lo logra de forma sobresaliente. En concreto, consiguen generar la cantidad de electricidad suficiente como para cubrir las necesidades energéticas de 3.500 hogares estadounidenses o, si se quiere, de aún muchos más hogares chinos, donde el gasto energético es menor.

10 increíbles iniciativas verdes que utilizan excrementos
Se trata del sistema del mundo más productivo a la hora de transformar electricidad a partir de las bostas de 60.000 vacas. Además de ahorrar electricidad se evitan emisiones, al tiempo que se consigue reducir residuos, malos olores y mejorar el valor del estiércol frente al original.

3. La utilidad de los excrementos de oso panda

Ashli Brown, científica de la Universidad Estatal de Mississippi, ha descubierto que los excrementos de los animales pueden ayudar a producir un mejor biodiésel. La mejora vendría de la mano de una mayor eficiencia y el uso de materias primas que nos requieren recursos agrícolas.

En concreto, Brown y su equipo han hallado una valiosa bacteria en los excremento de oso panda del Zoológico de Memphis que puede ayudar a desarrollar un biocombustible llamado butanol, con más energía que el etanol, eficiencia y menor coste.

10 increíbles iniciativas verdes que utilizan excrementos
La clave está en el proceso de elaboración de los biocombustibles mediante la descomposición de materia vegetal, el mismo proceso que realiza el sistema digestivo de los animales. Además de los osos panda se está estudiando a las vacas, pero el metano es un inconveniente insalvable hoy por hoy.

4. Estiercol del gallinero convertido en biogás

Que una granja masifique a los animales no es ético, obviamente, pero como parte positiva encontramos el proyecto de energías renovables aparejado a una gigantesca granja de gallinas de Pekín, donde se produce el 70 por ciento d elos huevos que se consume en la capital china.

Las más de 200 toneladas de estiércol que se produce cada día se convierte en electricidad gracias a una planta procesadora que extrae gas metano del abono para, finalmente, venderlo a la red eléctrica nacional.

5. Biodigestor en una granja de cerdos

De nuevo una situación similar: una granja de cerdos que, además de su triste realidad para los animales, supone un impacto ambiental tremendo. Hasta aquí, nada nuevo: animales hacinados, criados entre suciedad y malos olores por la industria cárnica, que también contribuye a distintos tipos de contaminación, como las emisiones de gases de fecto invernadero.

Ubicada en el estado de Morelos, México, sin embargo se diferencia por una proyecto que ha mejorado tanto el problema ambiental como la salubridad del espacio. Todo gracias a un biodigestor donde se almacenan los excrementos de más de 17.000 animales.

Con ello se reducen las emisiones y se evitan pestilencias y entornos insufribles para los trabajadores pero, sobre todo, para los animales. La quema del metano todavía no se ha convertido en energía, pero está en proyecto.

10 increíbles iniciativas verdes que utilizan excrementos

6. Orina como abono ecológico

La orina es un fertilizante agrícola natural biodegradable efectivo y económico, que nos ayuda a cuidar el planeta. Su uso doméstico se remonta a la noche de los tiempos, pero su aplicación a nivel intensivo es todavía un reto.

Si bien contiene nutrientes importantes para las plantas, por otro, la orina humana tiene restos de medicamentos, entre otros peros que frenan su aplicación a gran escala. Como proyectos de éxito destacables, ambientalistas de Vermont trabajaron con el Rich Earth Institute para su uso en unos campos de heno para aprovechar el nitrógeno y fósforo que contiene y así evitar el enorme gasto que se suele hacer en fertilizantes químicos.

7. Recargar la batería de un teléfono

La degradación de la materia orgánica permite producir electricidad. Se logra a través de células de combustible microbianas, por ejemplo transformando la orina en energía a través de unas pilas que luego la crean, tal y como propone un proyecto financiado por la Fundación Bill y Melinda Gates.

Su director, Ioannis Leropoulos, y su equipo están intentando producir la suficiente electricidad para cargar pequeños dispositivos móviles, como teléfonos. En suma, si la orina alimenta a las bacterias y éstas también lo hacen con nuestros dispositivos al convertirla en electrones, el resultado ecológico está garantizado.

8. Orina como combustible

Es más, según Leropoulos, científico de la Universidad de Bristol, en Reino Unido, la orina podría ser clave para la fabricación del combustible del futuro. Si el proyecto sigue avanzando no solo podría alimentar dispositivos móviles sino llegar a constituir un carburante verde con un enorme potencial.

proyectos-verdes-excrementos-3

9. Agua potable a partir de la orina

La sequía crónica es un mal de nuestros tiempos. En Estados Unidos, donde está llevándose la delantera en la transformación de aguas grises en agua potable, sobre todo en zonas del sur, no tienen otra que construir plantas de tratamiento que lo hagan posible. Eso sí, aseguran que el agua es perfectamente potable, si bien la aprehensión ciudadana sigue siendo un asunto peliagudo.

10. Robot que funciona con orina

Volviendo al proyecto financiado por los Gates, investigadores de la Universidad de Bristol han desarrollado un robot que funciona con electricidad generada a partir de la orina. De nuevo, se utilizan unas celdas de combustible microbiano que logran generarla cuando el pipí se descompone.