10 Pasos para una oficina más ecológica
Mal gastar sale caro. Pese a que resulta difícil especificar una cifra concreta para el coste que supone una gestión de los recursos poco responsable con el medio ambiente, una actitud ecológica es sin duda un buen negocio – no sólo reduce gastos, sino que proporcionará un entorno de trabajo más sostenible, productivo e incluso, puede incluso desembocar en nuevas oportunidades de negocio. Y la buena noticia es que no tiene por qué suponer un gran desembolso.

Bastará con seguir unos sencillos pasos para reducir gastos a través de una mayor eficiencia operativa, menor consumo energético y reducción de residuos. Por supuesto, mostrar una actitud responsable con el medio ambiente ante tu comunidad, tus clientes, socios comerciales y agencias reguladoras, tampoco dañará tu imagen pública, sino todo lo contrario. Sigue leyendo para conocer algunos pasos que te llevaran a disfrutar de una oficina más verde y sostenible.

1. Involucra a todo el mundo
Empieza por comunicar a tu equipo tus intenciones de ser más responsable con el medio ambiente e invítales a que aporten sus propias ideas sobre cómo llevar a cabo esta nueva actitud. Esto conseguirá que todo el mundo se sienta involucrado, y si se comprometen activamente desde el principio, los resultados positivos no se harán esperar.

2. Establece tus objetivos en sostenibilidad
Fíjate metas realistas – reducir las facturas energéticas, el desperdicio de papel, o los gastos de viaje, aumentando el reciclado o mediante programas de viajes compartidos – y asegúrate de celebrar vuestros logros. Intenta registrar la reducción de los gastos conseguida, y emplea parte de ese dinero en eventos sociales y beneficios para tu equipo que les animen a seguir reciclando, reduciendo y reutilizando.

3. Emplea productos de oficina responsables con el medio ambiente
Diariamente, en las oficinas se hace uso de una tremenda cantidad de material de papelería. Busca papel reciclado con un alto grado de componente reutilizados – una sola tonelada de papel reciclado permite ahorrar unos 1,500 litros, 26,500 litros de agua y el equivalente a una tonelada de carbono. Además, ten en cuenta el uso de materiales de oficina como bolígrafos reciclados que ayudan a reducir el consumo de petróleo y el vertido de residuos.

4. Reduce tu uso de papel
Una oficina con poca dependencia del papel requiere a su vez de menos recursos, menos espacio de almacenamiento y además le permite ahorrar dinero, por lo que es altamente recomendable fomentar el uso de correos electrónicos y documentos en formato PDF. Es posible reducir residuos haciendo uso de pizarras blancas o monitores en lugar de tablas de pinza, y lápices de memoria o discos duros para compartir documentos grandes.

10 Pasos para una oficina más ecológica
5. Recicla tus desperdicio de manera apropiada
El gobierno estima que más de 100 toneladas de papel y 7 billones de latas de bebida son desechados cada año. Para asegurarte de que son recicladas y no terminan en un vertedero, puedes hacer uso de papeleras de reciclaje individuales para papel, plásticos y aluminio, tanto dentro y fuera de tu oficina para facilitar la recogida y reciclaje.

6. Usa productos de limpieza responsables con el medio ambiente
El agua de tus lavabos, fregaderos y lavavajillas puede contener residuos químicos provenientes de tus productos de limpieza. Los fosfatos presentes en algunos detergentes afectan a las algas de nuestros ríos, lagos y mares, lo que puede afectar seriamente la fauna marina. Buscar productos de limpieza responsables con el medio ambiente que hagan uso de una menor cantidad de químicos no sólo te beneficia ti y a tu empresa – además ayuda a preservar nuestra fauna animal.

7. Reduce tu uso energético
Una fotocopiadora olvidada durante la noche consume la energía necesaria para realizar 1,500 copias, por lo que es importante apagarlo todo antes de irse a casa. Intenta encontrar impresoras y fotocopiadoras con buena eficiencia energética, o consigue máquinas multifuncionales para reducir a la mitad el consumo de energía. También, es interesante cambiar a bombillas fluorescentes, con un consumo de un 80% menos y una duración 10 veces superior – una idea brillante.

8. Reducir desplazamientos
Reuniones virtuales, conferencias telefónicas y video llamadas son una manera sencilla de ahorra en viajes de negocios y reducir nuestra huella de carbono. Ser capaz de mantener reuniones desde tu escritorio te proporciona además una gran flexibilidad para tu agenda y supondrá menos interrupciones en tu día a día – muy pronto los beneficios superaran los costes de los equipos como webcams, micrófonos y auriculares.

9. Elegir proveedores responsables con el medio ambiente
Escoge proveedores locales que compartan tus valores de sostenibilidad para reducir tu impacto medioambiental y ayudar a la economía local. Proveedores más cercanos te proporcionaran servicios más rápidos, lo que se traduce en flexibilidad de operación para tu empresa, menos capital inmovilizado en stock y una reducción de nuestra huella de carbono – algo que sin duda es bueno para ti, tu comunidad y la responsabilidad social de tu empresa.

10. Viajar de forma ecológicamente responsable
El último punto a considerar es tu forma de desplazarte. Muchas ciudades Españolas apuestan fuerte por las bicicletas, fomentando la creación de carriles especiales y servicios de alquiler de bicis. Animar a tu equipo a compartir vehículo o usar el transporte público es una muy buena manera de reducir tu huella de carbono, tus costes de desplazamiento e incluso tus niveles de estrés. Si a estos beneficios le añadimos las ventajas de un ejercicio regular como el de ir en bicicleta, mejorarás la salud del equipo, su moral y su concentración.