Usos practicos piel naranja
La piel de naranja nos permite hacer reciclajes muy distintos. Su versatilidad es increíble: con una simple piel de este popular cítrico podemos hacer desde un ambientador hasta una vela o, sin ir más lejos, darle uso para dejar el fregadero o las cazuelas limpias y brillantes.

Incluso es factible congelarlas tal cual, a la espera de un uso en el momento menos pensado. Sólo hemos de tener en cuenta que, excepto si son naranjas ecológicas, que su piel cerosa absorbe de un modo intenso los pesticidas. Por lo tanto, se recomienda dar un lavado frotando con la mano o con un cepillito, sobre todo si el reciclaje tiene un fin alimentario o que implique algún tipo de inhalación.

Doce maneras de aprovechar la cáscara de naranja

A continuación, veamos una docena de ideas prácticas que nos permitan sacar partido a la piel de la naranja para así ahorrar un dinero y conseguir que nuestra vida sea un poquito más fácil:

1. Utilizarlas para enriquecer el compost: Evitemos echar demasiadas y será mejor si con anterioridad las dejamos secar unos días para evitar que se descompongan o echarlas a trocitos esparciéndolas para que se diseminen mejor. Tengamos en cuenta que acidifican el compost.
2. Rallar y usar en la repostería: Bien rallándolas para usar en la elaboración de bizcochos, panes, etc., o cortándolas y confitándolas, acabando con su amargor hirviéndolas durante cinco minutos en varias ocasiones sucesivas.

12 usos prácticos de las pieles de naranja
3. Ambientar y refrescar la casa: Hervir cáscaras de naranja, clavo y canela. El vapor que resulte será de gran ayuda para purificar y ambientar cualquier estancia.
4. Dar sabor cítrico a un licor o aceite: Ya sea una bebida alcohólica (por ejemplo el vodka o el tequila)o el aceite de oliva, pongamoslo a macerar durante unos días como mínimo para beneficiarnos de unas suaves notas cítricas.
5. Limpiar superficies con grasa:Nos permite las superficies sucias, especialmente si tienen grasa como los cazos, tetera, cafetera o los cubiertos de acero inoxidable o pulir el cobre.
12 usos prácticos de las pieles de naranja
6. Hacer velas :Será tan fácil como vaciar la fruta por mitades cortando uno de los extremos, como si fuese una lamparita, y llenarla con una mezcla de parafina y cera, colocando previamente una mecha de algodón en el centro.

7. Repelente para tu mascota: Las pieles de naranja repelen a los gatos. Serán eficaces tanto en el hogar como en el jardín para evitar que se acerquen a un lugar concreto o que hagan deposiciones fuera del arenero.

12 usos prácticos de las pieles de naranja
8. Insecticida natural: Los insectos no son muy amigos de la acidez que desprenden las cáscaras de naranja. Hacer un puré con la piel de las naranjas o de los cítricos en general permitirá ahuyentar mosquitos u hormigas frotándolo sobre superficies estratégicas.

9. Iniciar un fuego Nos servirán igualmente para iniciar un fuego, es decir, para encender la chimenea, si bien hemos de estar atentos, pues son altamente inflamables. Además, aportará un agradable olor si las echamos, tal cual, cuando la chimenea esté encendida.

10. Hacer decoraciones: Adornos navideños para el árbol, guirnaldas, flores para hacer centros de mesa o incluso las tradicionales coronas de Navidad.
11. Comederos para pájaros: Bastará con vaciar media naranja para tener un improvisado comedero para pájaros. Si lo colgamos será demasiado inestable para ellos. Se recomienda sujetar añadiendo una pequeña sujeción a la pared o a alguna rama, así como algún que otro palito o superficie sobre la que poder apoyarse mientras picotean.
12. Ambientadores naturales: La piel de naranja es un excelente soporte para que los aceites esenciales perduren. Funcionan bien como alternativa a la madera, y p or otro lado podemos secar trocitos de piel y usarlos directamente como ambientador, ya sea junto con otros elementos naturales, a modo de poupourri o dentro de una bolsita de algodón o de cualquier otro material transpirable.