Hasta 15 años de cárcel para los activistas de Greenpeace detenidos en Rusia
Un tribunal ruso ha dictaminado pena de cárcel preventiva para un grupo de activistas de Greenpeace, entre los que hay tanto rusos como de otras nacionalidades. Los activistas protestaron, la semana pasada, en una plataforma de extracción de petróleo en alta mar en el Ártico. So un total de 30 personas de 19 nacionalidades distintas.

Los guardias fronterizos rusos abordaron el Arctic Sunrise, el barco de Greenpeace, el 19 de septiembre de 2013, un día después de que dos activistas escalaran una plataforma petrolera rusa en el mar de Pechora para protestar contra el impacto de las perforaciones en el frágil ecosistema del Ártico.

El tribunal ruso les podría acusar de piratería, lo que supone una pena de prisión máxima en Rusia de hasta 15 años. De momento, se han negado la libertad bajo fianza del capitán del barco, el estadounidense Pete Willcox y a otros veinte activistas que se encontraban a bordo del Arctic Sunrise. Podrían estar encarcelados hasta el 24 de noviembre, según Greenpeace.

Un fotógrafo detenido

Incluso un fotógrafo, Denis Sinyakov, contratado por Greenpeace para tomar fotos de la acción de protesta, podía quedar encerrado durante dos meses. Sinyakov también trabaja para una web de noticias rusa llamada Lenta.ru.

Hasta 15 años de cárcel para los activistas de Greenpeace detenidos en Rusia
Otros ocho activistas de Greenpeace han estado en prisión preventiva durante tres días. No están muy claras las razones del tribunal para tratar de manera diferente los casos.

Las personas detenidas que se encontraban en el Arctic Sunrise fueron trasladadas a un centro de detención de Murmansk después de que el barco fuera remolcado al puerto de la ciudad. El caso de Sinyakov ha sido muy protestado por la Unión de Periodistas de Rusia y por la asociación internacional Reporteros sin Fronteras, ya que es un ataque frontal a la libertad de prensa.

Periodistas y fotógrafos rusos asistieron a una manifestación de protesta por la detención de su compañero colega en el exterior de la sede de la Comisión de Investigación en Moscú. Algunos medios rusos, como la emisora de radio Ekho Moskvy, la televisión Dozhd o el periódico Novaya Gazeta han dejado fotografías en negro para mostrar su solidaridad con Sinyakovr.