2015, el año más caliente jamás registrado
Casualidades del destino, este año, el más caliente de la historia desde que se tienen registros, se firmó el Acuerdo climático de París, y el 2016 se espera un nuevo récord, según confirman oficialmente la Agencia Oceánica y Atmosférica Americana (NOAA) y la NASA.

Los datos de las dos agencias, que establecen sus mediciones de forma independiente, difieren ligeramente, pero están de acuerdo en que desde que se comenzaron a registrar las temperaturas, y de eso hace 136 años, el planeta nunca había registrado unas temperaturas tan altas.

De acuerdo con la NOAA, han superado en 0,9 grados centígrados me media del siglo XX y sobrepasado en 0,16 a la media del 2014. Por su parte, la NASA registró un aumento promedio de 0,87 grados centígrados, superando en 0,13 grados centígrados al anterior año.

Las temperaturas registradas en 2015 son, de largo, más calurosas que las anteriores, superando en mucho las de 2014, 2010, 2013, 2005, 2009 y 1998, por este orden. Además, nunca se había registrado una diferencia tal entre dos años.

2015, el año más caliente jamás registrado
El mes de diciembre registró unas temperaturas que batieron todos los récords. Con respecto a la media del siglo pasado estuvo 1,11 grados centígrados por encima, según NOAA. Además, salvo enero, febrero y abril, nueve de los doce meses estableció un récord con respecto a la media histórica mensual de temperaturas.

De hecho, la ciencia ha detectado esta tendencia en la última década. Según un estudio publicado en la revista Climatic Change, las temperaturas mensuales extremas se ha vuelto más frecuente en todo el globo.

Teniendo en cuenta estas cifras, así como las predicciones para el 2016, es evidente la tendencia de aumento de las temperaturas por encima de la normalidad.

Recalentamiento del planeta

El cambio climático va en serio. Lo cierto es que no perdona, pero no siempre se observa una tendencia tan clara. Si bien la temperatura promedio ha aumentado a nivel mundial como consecuencia del aumento de emisiones de efecto invernadero, esta escalada de los últimos años no tiene por qué ser progresiva.

2015, el año más caliente jamás registrado
De hecho, esta vez el causante es el femnómeno climático de El Niño, que calienta la zona central y oriental del Océano Pacífico. De aparición cíclica, cada 7 años, esta vez ha provocado un “caos climático alrededor del mundo”, según afirma la NASA

El Niño, en pie de guerra

El Niño entra en acción cuando los vientos alisios, que soplan hacia el oeste en el Pacífico se debilitan o producen en sentido inverso. Ello provoca un calentamiento dramático de la capa superior del océano en la región y es entonces cuando se produce una alteración de las rutas de las borrascas en todo el mundo.

2015, el año más caliente jamás registrado
El resultado se ha dejado sentir en forma de eventos extremos que han ocasionado dramáticos sucesos en todo el mundo. Por ejemplo, ha caído drásticamente el nivel de pluviosidad en el sudeste asiático. Como consecuencia de ello, por ejemplo, en la India las lluvias tardías del monzón han traído olas de calor y en Indonesia se han disparado los incendios masivos, apunta la NASA.

Los cultivos de arroz, trigo o café, entre otros, han sufrido la sequía y las inundaciones, con la consiguiente carestía y aumento de sus precios. Igualmente, se esperan nuevos embates para este 2016, sobre todo con frío y humedad en Estados Unidos y calidez y sequía en el norte.

2015, el año más caliente jamás registrado
Durante los primeros meses de 2016 se esperan tormentas y olas de frío. La tormenta Jonas han dejado paralizada a buena parte de la costa este de los Estados Unidos. Una tormenta histórica que se ha cobrado la vida de 19 muertos, con gálidas temperaturas.

En Whashington es una de las peores tormentas que se recuerdan, con su peor nevada desde 1922. Vientos de olas e inundaciones. Igualmente, en China estos días se vive la peor ola de frío en los últimos 30 años, con temperaturas de hasta 47 grados bajo cero.

El Niño no lo explica todo

Desde la NASA explican que el récord de temperatura de 2015 no solo obedece al fenómeno de El Niño. Si bien éste ha sido especialmente intenso este año, para entender el récord de temperaturas es necesario contextualizarlo.

El marco, lógicamente, no es otro que el aumento de temperaturas que se produce a consecuencia de la variabilidad metorológica propia del cambio climático, apunta Charles Bolden, administrador de la NASA.

En palabras de Thomas R. Karl, director del Centro Nacional para Información Medioambiental de la NOAA:

Las elevadas temperaturas globales no se pueden explicar solamente por que estamos en un año dominado por el fenómeno de El Niño. El dato se explica mejor dentro de una tendencia de temperaturas en las últimas cuatro o cinco décadas que ha interactuado con El Niño más fuerte de los últimos años. Aunque probablemente también se hubiera batido el récord sin la influencia de este fenómeno del Pacífico.

2015, el año más caliente jamás registrado
Frenar el avance del cambio climático, por lo tanto, es la única manera de detener la actual tendencia de calentamiento. El Acuerdo climático alcanzado en París en la COP21 supuso un gran paso adelante en este sentido, pero el texto aún debe ratificarse en los 195 países que se comprometieron.

Además, todavía quedan muchos puntos por concretar y su carácter vinculante es muy discutible, entre otras razones por la falta de metas concretas y fijación de plazos. Si todo sale según lo previsto, no se superarán los 2 grados centígrados de aumento para el año 2100. Con suerte, el límite será de 1,5 grados centígrados. Hoy por hoy, sin embargo, alcanzar esa sociedad global baja en carbono sigue siendo un sueño.