5 curiosas iniciativas para cuidar el planeta
Reciclar, reutilizar o reducir, las tres erres de la ecología siguen siendo conceptos irremplazables, sin competencia a la hora de plantear proyectos que logren los mejores resultados. Volver a dar, en definitiva, una vuelta de tuerca a recursos de una u otra manera puede traer grandes ideas que, en muchos casos, además se convierten en realidad.

En este post vamos a repasar algunos curiosos proyectos que hacen gala de una imaginación y osadía importantes con el fin de lograr un beneficio ambiental, al tiempo que logran un negocio lucrativo o, por ejemplo, una idea rentable o eficiente en uno u otro sentido.

1. Convertir ropa usada en combustible de aviones

La primera de las ideas es realmente llamativa. A través de la colaboración entre una línea aérea nipona y una empresa de reciclaje se ha creado un método para convertir la ropa vieja en combustible para los aviones.

5 curiosas iniciativas para cuidar el planeta
Es decir, a través de este curioso proyecto la ropa vieja va a encontrar una segunda vida como combustible para aviones. En primer lugar, para los de Japan Airlines, transformada por la empresa de reciclaje de Japón Planificación Ambiental (Jeplan), en colaboración con el prestigioso Green Earth Institute de Tokio.

Básicamente, se trata de recoger la ropa a través de minoristas y aplicar después una tecnología de fermentación con el objetivo de convertirla en biocombustible. Es decir, al margen de detalles, se trata de un proceso en el que se utilizan microorganismos para hacer un producto que, en este caso, es el biocombustible.

5 curiosas iniciativas para cuidar el planeta
Este combustible verde se producirá en una planta experimental de combustible en dicha fábrica. Según explican sus impulsores, aunque los rendimientos no fuesen todo lo importantes que se espera, el simple hecho de poder perfeccionar la tecnología y evitar que la ropa acabe en vertederos es muy positivo en sí mismo.

2. Vender comida caducada

Comer de forma sostenible o, si se quiere ser exacto, más sostenible, es realmente fácil con comercios como éstos, y además mucho más económico. Forman parte de una iniciativa de venta de alimentos que tienen la peculiaridad de estar caducados o ser comida sobrante por considerarse excedente.

5 curiosas iniciativas para cuidar el planeta
Son las tiendas Wefood, una iniciativa de la ONG DanChurchAid para reducir al tiempo la pobreza y la polución derivada del desperdicio de alimentos. Lógicamente, se ofrecen alimentos que pese a estar caducados no entrañan un riesgo para la salud.

La clave está en que, sencillamente, no los consideran desechos, sino un producto del que poder obtener beneficios que luego dedican a la beneficencia. En general, se venden entre un 30 y un 50 por ciento más económicos.

Tiene ya un par de tiendas abiertas en Copenhague (Dinamarca), una de ellas recién abierta en el moderno barrio de Nørrebro y ello por una única razón: su gran éxito.

En ella trabajan voluntarios y a diferencia de otros súpers, los productos no son constantes. Además, hay que apuntar que en aquel país es legal vender productos caducados, siempre que no resulten peligrosos y se especifique.

3. Obtener energía a partir de aguas residuales

La limpieza de las aguas residuales puede ser una fuente de energía renovable, una idea a partir de la que han puesto en marcha un proyecto único. De nuevo es una iniciativa danesa, que se lleva a cabo en la planta de tratamiento de agua de Aarhus.

5 curiosas iniciativas para cuidar el planeta
Gracias a la ayuda de Danfoss Drives, la planta logra no solo un agua reciclada y limpia, sino que también produce energía de forma excedentaria. Es decir, las instalaciones son autosuficientes a nivel energético, incluyendo la energía necesaria para distribuir el agua limpia, derivando sus excedentes a la red de suministro eléctrico.

Un gran logro, sin duda, pues las instalaciones de aguas, incluyendo las que tratan aguas residuales suelen tener un elevado consumo eléctrico. En este caso, se produce calor y electricidad verdes, con lo que la ciudad mejora su eficiencia energética de forma considerable.

4. Reconstrucción verde de una zona industrial

Exponer dentro de un paisaje verde los restos de una zona industrial, por lo general considerados un desecho contaminante ha sido la genial idea sobre la que se basa la iniciativa bautizada como The Project Picnic.

5 curiosas iniciativas para cuidar el planeta
La exposición de artefactos industriales formando parte de un conjunto en el que el reciclaje artístico tiene un papel clave se ha sumado a un diseño del espacio para el ocio y el cuidado ambiental.

Aunque se trata de un proyecto de vocación ecológica, hay que señalar que la construcción de tres presas de agua resulta un atentado ambiental, al menos a priori, si bien el proyecto une arquitectura y naturaleza con gran originalidad y sensibilidad ambiental. Lo lleva a cabo el estudio de arquitectura Leonidas Papalampropoulos buscando la revitalización de la zona minera de Ptolemaida, en Grecia.

5. Elegir un árbol de Navidad que permita replantarlo

Por último, aprovechando las fechas decembrinas en las que nos encontramos, sugerimos elegir un árbol navideño diferente. Ser original y cuidar el planeta puede significar un sinfín de cosas, pero en todos los casos el denominador común es no utilizar abetos naturales cortados o con raíces, pero también con pocas posibilidades de supervivencia.

Por el contrario, si queremos hacer un gesto verde, optemos por alguna planta autóctona o, al menos, que pueda crecer de forma natural posteriormente, ya sea en nuestro jardín o en cualquier otro enclave idóneo. No se trata de arrancar un vegetal que encontremos en el campo, obviamente, sino de adquirirlo con estas características y luego hacer lo propio.