5 usos prácticos del aloe vera
El aloe vera o sábila es un auténtico regalo de la naturaleza, que podemos tener a nuestro alcance de forma tan sencilla como plantándola en el jardín o balcón. Incluso puede crecer en interiores, pues se trata de una planta muy poco exigente, sobre todo si tiene cerca una ventana soleada.

Precisamente, uno de sus usos más sencillos consiste en aprovechar su gran poder purificador para sanear ambientes interiores. Eso sí, necesitamos tener más de una y más de dos para lograr resultados significativos.

Purificador ambiental

Tendremos aire limpio dentro de casa gracias a la fotosíntesis que realiza. Como cualquier otra planta oxigena el aire, pero no solo eso, porque en concreto el aloe vera nos ayuda a acabar con partículas nocivas que se encuentran suspendidas en el aire. Según un estudio de la NASA sobre componentes orgánicos volátiles (COV) es una planta purificadora de interiores que tiene como propiedad característica absorber las radiaciones de ordenadores, televisores y demás aparatos electrónicos.

5 usos prácticos del aloe vera
Por lo tanto, nos ayuda a purificar el ambiente del hogar descargándolo de un tipo de polución conocida como nube electrostática. Además, se incluye en la lista de las especies y variedades, ordenadas por su poder purificador y facilidad de mantenimiento, de B.C. Wolverton, que menciona en “Plantas amigas de interior: 50 plantas que purifican el aire del hogar y de la oficina”. Eso sí, el aloe vera se encuentra en el número 45, con lo que pese a incluirse no es de las primeras.

En este caso, la areca (Chrysalidocarpus lutescens), la palmerita china (Rhapis excelsa), la palmera bambú (Chamaedorea seifrizii), gomero (Ficus robusta) y la drácena (Dracaena deremensis ó Janet Craig) ocupan las cinco primeras posiciones.

5 usos prácticos del aloe vera

Usos culinarios

En zumo de aloe vera puede tomarse de forma pura, para lo cual será interesante adquirir el zumo, idealmente bio y en botella de cristal. O, por ejemplo, es perfecto para combinar con otros ingredientes.

Aunque se trata de un producto al que se le reconocen multitud de propiedades y beneficios, tengamos presente que hay que tener en cuenta algunas recomendaciones. Entre otras, por ejemplo, no usarla en el embarazo ni durante la lactancia, y tampoco si se están tomando corticoides. En todo caso, consultar al especialista, sobre todo si se padece alguna enfermedad, se está convaleciente o se sufren patologías crónicas.

5 usos prácticos del aloe vera
Por su parte, cocinar el aloe vera es toda una experiencia. Nos solo por lo insólito que resulta, al menos al principio, sino porque sus posibilidades son increíbles. O, lo que es lo mismo, si queremos cocinar de forma sana y creativa, el aloe vera es un auténtico filón.

En caso de usar el aloe vera que cultivamos nosotros mismos, para hacerlo en clave verde, lo suyo es optar por plantas bio o, como mínimo, cuidarlas sin usar fertilizantes ni pesticidas químicos. Si vamos a comerla, con más razón hemos de cuidar estos aspectos.

Una vez tengamos nuestra hoja de aloe vera, retiramos la parte verde y dura y quedémonos con la parte transparente para comerla tal cual o mezclarla, como ingrediente en nuestras creaciones culinarias: salsas, sopas, batidos, ensaladas, en frío o en caliente…

Cuidado personal

El cuidado personal puede entenderse a nivel externo o interno. Con respecto a comerla para obtener beneficios para la salud, hemos de apuntar que estamos ante un alimento diez. Por lo tanto, si nos gusta tomarla, disfrutémosla, pues tiene más de 200 nutrientes fundamentales para nuestro organismo.

Y, cómo no, la salud interna se aprecia afuera. En este caso, por ejemplo, el aloe vera mejora el brillo y fuerza del cabello y ayuda a depurar el organismo, ya que contiene germanio orgánico, un componente difícil de encontrar en otros alimentos.

5 usos prácticos del aloe vera
Es utilizado tradicionalmente para cuidar la piel. Tengamos cuidado al aplicarlo directamente, pues en estado puro puede resultar agresivo. Mezclarlo con aceites vegetales (aceite de almendras dulces, aceite de oliva, aceite de argán, etc.) o simplemente diluyéndolo con agua nos ayudará a aprovechar sus beneficios sin provocar reactividad.

Sus usos cosméticos

También ayuda a hidratar la piel a nivel externo. Si queremos darle un uso cosmético, además de mezclarlo con los aceites vegetales apuntados podemos hacerlo con nuestras cremas favoritas.

5 usos prácticos del aloe vera
En muchas culturas se utiliza para mantener la piel joven. Sus efectos antiarrugas son muy conocidos, si bien no podemos esperar milagros. Aún así,consigue resultados interesantes que no ha pasado desapercibidas a las marcas cosméticas.

El poder curativo del aloe

El aloe vera es muy eficaz para curar quemaduras, siempre que no sean graves, ya que tiene grandes propiedades regeneradoras. También ayuda a mantener la piel en buen estado, eliminando o reduciendo granitos y otras imperfecciones.

A nivel interno, se utiliza como preventivo y tratamiento de distintas dolencias y enfermedades. Es una planta medicinal que se usa para tratar problemas en el aparato digestivo, curar heridas en la piel, llagas, úlceras bucales o aftas, mediante la aplicación del gel, siempre vigilando posibles reacciones ante la pureza del producto.

De forma general, puede decirse que tiene compuestos bioactivos muy beneficiosos, entre ellos vitaminas, minerales, aminoácidos y antioxidantes. Su efecto antibacteriano es muy potente gracias a sus compuestos antioxidantes y es eficaz para tratar el estreñimiento, así como para reducir los niveles de azúcar en sangre en diabéticos.

Por cierto, sobre todo para usos terapéuticos, a la hora de elegir la planta o de adquirir productos ya elaborados ten en cuenta que hay más de 300 especies de aloe y que, por sus propiedades, la Aloe Barbadensis Miller es la más usada en preparados farmacéuticos, alimenticios y cosméticos.