60 años de cambio climático en 15 segundos (vídeo)
Ver un vídeo realizado con imágenes a cámara rápida a partir de muchas fotografías puede ser algo emocionante (una flor que se abre, un pollito rompiendo el huevo…) o también divertido (un montón de gente entrando en el metro como hormiguitas) y hasta es posible que tenga un efecto inquietante, que despierte todas las alarmas. ¿Un ejemplo? Nos lo sirve en bandeja un nuevo vídeo de la NASA, en el que se muestra el avance del cambio climático durante los últimos 60 años en tan sólo 15 segundos.

El vídeo forma parte de un reciente informe, ilustrando de una manera rápida y fácil la escalada en la que estamos metidos a consecuencia de las frenéticas emisiones de efecto invernadero. Son sólo unos pocos segundos pero más que suficientes para comprender el alcance del impacto global real del calentamiento en las últimas seis décadas.

Es decir, lo que empieza como un planeta azul en el gráfico va enrojeciéndose en plan apocalíptico. Lo hace a consecuencia de un aumento de las temperaturas en general y de picos que meten miedo. No en vano, según el informe en este milenio hemos tenido 9 de los 10 años más calurosos: salvo en 1998, los 10 años más calurosos de los últimos 134 años han tenido lugar desde el año 2000.

Demasiado tarde

La evolución que se observa en el vídeo se ha programado a partir de los datos recabados por la NASA a lo largo del periodo que abarca. Se han consultado informaciones de más de un millar de estaciones meteorológicas de todo el mundo y de datos obtenidos vía satélite en misiones anteriores llevadas a cabo por la misma organización.

60 años de cambio climático en 15 segundos (vídeo)
Ver el vídeo hace entender lo acuciante que es detener las emisiones para atajar el problema en la medida de lo posible, pues es demasiado tarde para evitar el impacto devastador de las emisiones excesivas de carbono que ya padece el planeta. Un dato revelador: Desde 1880, la temperatura ha aumentado 1,4 grados de media, una auténtica barbaridad si tenemos en cuenta que la fecha no es sino un suspiro desde un punto de vista geológico.