Abuelos salvan a sus cinco nietos en los incendios de Australia
El sudeste australiano sufre diversos incendios que recuerdan los peores veranos vividos en el continente. Muchas viviendas han sido destruidas en la zona más poblada del país. Se han contabilizado hasta 130 fuegos el jueves 19 de enero. Quince de ellos no ahbían podido ser controlados.

Las temperaturas extremadamente altas en Australia son unas de las principales causas de los incendios. Los equipos de extinción construyen retenes y cortafuegos para evitar que se propague el fuego mientras se esperan temperaturas que superarán los 34 ºC y vientos de intensidad creciente.

Algunas personas se resisten a dejar sus casas, pese al riesgo que una decisión así supone. En algunos casos, podrían quedar aislados por el fuego. Los estados más afectados son Nuevo Gales del Sur, Victoria, Queensland y Tasmania. Durante el verano australiano no es difícil que los termómetros superen los 40 ºC, así que los incendios son algo habitual en esta época del año.

Uno de los peores incendios que se recuerdan en los últimos tiempos sucedió en febrero de 2009. En dicho incendio murieron 173 personas y doscientas casas quedaron destruidas.

Temperaturas de más de 40 ºC

Abuelos salvan a sus cinco nietos en los incendios de Australia
Dentro de estas situaciones de desgracia colectiva, a veces aparecen héroes inesperados. En este caso, han sido unos abuelos que han protagonizado una acción heroica que les ha hecho célebres en el país. Esta pareja de abuelos sumergieron a sus cinco nietos en el agua, bajo un amarradero cercano a su casa, mientras todo ardía a su alrededor. Todos sobrevivieron.

El hecho ocurrió cerca de Dunalley, en Tasmania, isla australiana ubicada al sureste, la zona más afectada por la ola de incendios. El abuelo se llama Tim Holmes. Es galés, pero vive en Australia desde hace treinta años. Fue el que tuvo la idea de meter a todos al agua. Además, en medio de esta situación de estrés extremo, tuvo la cabeza lo suficientemente fría como para tomar una fotografía del momento, que se puede ver arriba.