Aceite usado como combustible de los autobuses de San Sebastián
La empresa de autobuses urbanos de la ciudad de San Sebastián, Dbus, espera que, dentro de cuatro años, se disminuya en 8,5 toneladas el dióxido de carbono que emiten sus vehículos. Esta propuesta se enmarca en el proyecto Civitas-Archimedes, que apuesta por sustituir los derivados del petróleo por biodiésel como combustible. No es la única acción que proviene del ayuntamiento de San Sebastián. También ha lanzado una campaña (en colaboración con el restaurador Andoni Luis Aduriz) para fomentar el reciclaje de aceite doméstico, que se reutiliza para producir el biodiésel utilizado por los autobuses de la Compañía del Tranvía de San Sebastián.

Donosti participa desde 2008 en el proyecto Civitas-Archimedes, que consiste en la progresiva implantación del biodiésel como combustible de los autobuses urbanos. Otras cinco ciudades europeas participan en el proyecto: Aalborg, Brighton & Hove, Iasi, Monza y Usti-nad-Laben. En Europa, sólo el transporte es responsable del 30% de las emisiones de dióxido de carbono. Dbus, la empresa de autobuses urbanos de San Sebastián, viene aplicando desde hace años medidas que minimizan el impacto de su actividad sobre el medio ambiente. Una de ellas es la utilización de biodiésel en sus vehículos, ofreciendo al ciudadano autobuses menos contaminantes, al tiempo que más silenciosos.

Por otro lado, aproximadamente dos de cada tres litros de aceite de freír se arrojan al alcantarillado público. Un litro de aceite usado contamina 1.000 litros de agua de río. Dbus, en colaboración con el Ayuntamiento de San Sebastián, quiere fomentar el reciclaje realizando una campaña de promoción animando a la ciudadanía a reciclar el aceite usado. El objetivo principal de la campaña es la difusión de los beneficios del biodiésel procedente de aceites reciclados. Para ello, se hará hincapié en la sostenibilidad del biocombustible, promocionando el reciclaje del aceite usado para su posterior empleo en la fabricación del combustible ecológico. La próxima incorporación en 2011 del primer autobús híbrido de fabricación en serie permitirá adquirir experiencia en estas tecnologías.