Acoger cachorros que, después, se convierten en perros policías
El Servicio Cinológico de la Guardia Civil (SECIR) lleva a cabo el Plan Fénix, un programa de acogida de crías de perros durante su primer año de vida. El objetivo es facilitar la socialización de los cachorros por parte de una familia o una persona, previamente seleccionadas. Después de ese periodo, el animal será devuelto al SECIR para su evaluación técnica como perro policía y posterior incorporación en alguna de las especialidades de este servicio.

Los cachorros son acogidos con una edad aproximada de dos meses, cuando ya son independientes. Las principales razas de perros son pastor alemán, pastor belga malinois, pastor holandés, labrador retriever y golden retriever.

Actualmente, participan en el programa siete pastores holandeses y cuatro pastores alemanes. Pero durante el desarrollo del Plan Fénix pueden entrar nuevas perros de otras o las mismas razas. Todo depende de las nuevas crías que entren en el programa y la solicitud de donaciones que se reciban.

Para seleccionar las familias de acogida se realizará una entrevista personal por parte de los agentes del Servicio Cinológico. Después, se llevará a cabo una evaluación para seleccionar a los candidatos más adecuados para cuidar de los cachorros durante este tiempo.

El SECIR, a través de su Servicio Veterinario, se hará cargo de los gastos de alimentación y veterinarios que precisen los cachorros durante su periodo de socialización. Por tanto, los padres adoptivos sólo se encargan de la correcta socialización del perro y de cubrir sus necesidades afectivas y educacionales, procurando un desarrollo y crecimiento adecuado, tanto físico como emocional.

Todo son facilidades para la familia de acogida. Si, por ejemplo, se tienen que ausentar unos días del domicilio por cualquier causa y no tienen dónde dejar al cachorro, lo podrán dejar en el Centro de Adiestramiento de la Guardia Civil, situado en El Pardo (Madrid).

El Servicio Cinológico pone a disposición de las familias de acogida personal cualificado para que puedan consultar, las 24 horas del día, cualquier duda o problema que les pueda surgir. Este personal seguirá los progresos de los cachorros a través de visitas a los domicilios para aconsejar y orientar a las familias en la educación y desarrollo del perro.