Activistas de Greenpeace paralizan gasolineras de Shell en protesta por las exploraciones en el Ártico
Activistas de Greenpeace bloquearon 73 gasolineras de la petrolera Shell en Londres y Edimburgo como protesta contra los planes de la compañía de realizar prospecciones en busca de petróleo en el Ártico. La Policía ha informado de nueve detenidos, cuatro en Londres y uno en la capital escocesa.

Una de las acciones más espectaculares se llevó a cabo en la estación de servicio de la calle Dalry de Edimburgo, donde han tenido que acudir los bomberos ya que un activista disfrazado de oso polar se ha encaramado al tejadillo que cubre la gasolinera.

Por otra parte, un muñeco de oso polar fue colocado de madrugada en el tejadillo de una estación de servicio de Shell en la calle Queenstown de Londres Allí, además, se desplegó una pancarta donde se podía leer “Salvemos el Ártico”, justo encima del logotipo de la petrolera. Los ecologistas querían bloquear las 105 gasolineras que Shell tiene en Londres y las 14 que hay en Edimburgo.

Los activistas han utilizado un mecanismo de emergencia que corta el suministro a los surtidores y han retirado los fusibles del mismo para retrasar el restablecimiento del suministro.

Greenpeace ha publicado la foto de uno de sus afiliados enviando una carta al responsable de exploración en el Ártico de Shell en la que se incluye uno de estos fusibles. No quieren destruir la propiedad privada. Las piezas retiradas se devuelven a Shell. También ha habido protestas en Dinamarca y Alemania.

Greenpeace acusa a Shell y a la petrolera rusa Gazprom de planificar prospecciones a gran escala en el Ártico, cerca de Alaska, hábitat del oso polar. Shell prepara una flota de prospección de grandes buques que irán al frágil y bello Ártico.

Un portavoz de Shell, por su parte, ha dicho que respeta el punto de vista de la organización, pero que quiere llegar a un diálogo productivo.