Actuación en caso de terremoto
Entendemos como terremoto, la liberación de energía en forma de ondas sísmicas, en la que la mayoría de las víctimas son el resultado de desprendimientos de objetos, derrumbes parciales o totales de estructuras, rotura de cristales y ventanas, caída de armarios, muebles u otros objetos o incendios.

Saber cómo actuar en caso de un movimiento sísmico puede salvarle la vida.

Antes del terremoto
– Prepare un botiquín de primeros auxilios, linternas, radio, pilas, algunos alimentos y agua embotellada en recipientes de plástico.
– Mantenga conversaciones familiares de forma serena sobre desastres naturales sin entrar en detalles catastróficos.
– Prepare un plan de actuación junto con su familia, es importante que todos sepan como deben actuar, cuales son los posibles riesgos, como se desconectan la luz, el agua y el gas. Conozca también los teléfonos de emergencias: Protección Civil, Policía, Cruz Roja, etc.
– Asegure de retirar objetos que puedan ocasionar daños al desprenderse, como cuadros, espejos, lamparas, etc.
– Mantenga al día la vacunación de todos los miembros de su familia.

Durante el terremoto
– Mantenga la calma y serenidad, está en una situación de emergencia.
– Si el terremoto no es fuerte, no hay motivo de preocupación, pasará pronto.
– Si el terremoto es fuerte, es primordial que esté calmado y procure que los demás lo estén. Piense en las consecuencias de cualquier acción que realice.

En el interior de un edificio
– Nunca salga del edificio si encuentra un lugar seguro donde permanecer, las salidas y escaleras pueden estar congestionadas.
– Resguárdese bajo estructuras que le protejan de objetos que puedan desprenderse como bajo una mesa, es vital que proteja su cabeza.
– No use el ascensor, la electricidad puede interrumpirse y quedar atrapado.
– Apague todo fuego, y sobre todo no encienda ninguna vela, cerilla o mechero.

En el exterior de un edificio
– Manténgase alejado de edificios, paredes, postes eléctricos y otros objetos que puedan caer. No corra por las calles, provocará pánico.
– Si se encuentra en un vehículo, pare en el lugar más seguro posible, no salga del mismo y aléjese de puentes, postes eléctricos y zonas de desprendimiento.

Después del terremoto
– Compruebe si hay heridos en sus familiares y vecinos. Salvo que tenga conocimientos, no mueva a las personas seriamente heridas a menos que estén en peligro inminente de sufrir nuevos daños.
– Inspeccione el estado de las instalaciones de agua, gas y luz. Comunique los desperfectos a la compañía que corresponda.
– No recorra los puntos de interés inmediatamente y no se acerque a zonas costeras donde puedan ocurrir tsunamis o maremotos.
– No haga uso del teléfono a menos que sea absolutamente necesario, colapsará las líneas que pueden ser necesarias para casos verdaderamente urgentes.
– Si fuera necesario entrar en edificios dañados, permanezca el menor tiempo posible y utilice calzado fuerte para evitar dañarse con objetos cortantes o punzantes. Precaución con los líquidos potencialmente peligrosos.
– Procure mantener las calles despejadas para que puedan circular los vehículos de emergencia. Responda a las peticiones de ayuda de los organismos de seguridad. Curiosear no solo dificulta las tareas, también es peligroso.
– Esté alerta para posibles sacudidas posteriores denominadas réplicas. Generalmente son de menor magnitud, pero pueden causar daños.
– No haga correr rumores, esto provocará confusión y nerviosismo. Haga únicamente caso de aquellas informaciones que procedan de organismos oficiales y autoridades tales como el Instituto Geográfico Nacional y Protección Civil.

Más información en Alerta terremotos