Adopta un oso polar para salvar el Ártico
Vaya por delante que el oso no es de carne y hueso, sino virtual, en plan Tamagochi, lo que no deja de ser un alivio. Por lo demás, el osito en cuestión responde a nuestros mimos y cuidados de un modo muy real, creciendo gracias a nuestro comportamiento responsable para con él.

La iniciativa forma parte de la archiconocida campaña de Greenpeace para salvar el Ártico. Con esta aplicación informática se aprovecha el atractivo juego y el encanto de un oso polar bebé para concienciar a más gente sobre el peligro que supone la acelerada pérdida de hielo en este área de planeta.

El deshielo dificulta seriamente la supervivencia de los osos polares, ya que se les hace cada vez más problemático encontrar comida y reproducirse. De este modo, la especie camina hacia la extinción y los ejemplares más vulnerables son los oseznos.

Cómo adoptarlo

Para adoptar un oso, primero hay que firmar en apoyo de la causa en savetheartic.org, lo que te servirá como registro para luego poder hacer esa adopción virtual del cachorro. Le pondrás nombre, le darás comida, lo podrás bañar y acariciar en un juego interactivo, pues el oso te irá pidiendo lo que necesite.

Adopta un oso polar para salvar el Ártico
Lo interesante del juego es que la obtención de provisiones depende de que invitemos a nuestros amigos a adoptar. Así, como quien no quiere la cosa, actuamos como defensores del Ártico sin movernos de la silla.

Recordemos que el deshielo del Ártico se debe al uso desmesurado de las terribles energías fósiles y que si las predicciones se cumplen, el hielo podría desaparecer en un futuro cercano. Toda la humanidad sufriría este drástico cambio pues, entre otras cosas, el hielo refleja el calor solar hacia el espacio y mantiene así fresco al planeta.