Adornos reciclados para el árbol de Navidad
Se acercan las Navidades. Hay que comenzar a pensar en los regalos y en la decoración de la casa si no queremos que nos pille el toro y mejor que sea ecológica, esto es, con materiales reciclados o reutilizados. Uno de los elementos decorativos que no puede faltar es el árbol de Navidad. Los adornos pueden provenir de materiales reciclados. Te damos algunas ideas.

Un adorno natural y ecológico son las piñas. Si vives cerca de un pinar, sólo tienes que recoger las que se caen de forma natural de los árboles. En algunas zonas se usan como combustible para encender el fuego de la chimenea. Pero, en nuestro caso, las usaremos como decoración natural del árbol. Se pueden colocar tal cual o, más divertido y original, se pueden pintar.

Otra posibilidad es colocar las piñas al revés, pintarlas y colocar minúsculos adornos, de modo que conseguimos un miniárbol de Navidad que se puede colocar en cualquier lugar, en la mesa de la oficina, por ejemplo. No es necesario un enorme árbol para recordarnos que es Navidad.

En general, la idea es usar cualquier objeto o material que pueda servir como decoración, sin necesidad de comprarlo y, si es posible, que, al acabar las fiestas, no sea necesario tirarlo a la basura. Con esta premisa, lo único que hay que hacer es echarle imaginación.

Adornos reciclados para el árbol de Navidad
Por ejemplo para los que quieren ocupar el tiempo y quitarse el estrés además de llevar una vida más ecológica pueden optar por hacer bolas para el árbol de ganchillo. Se pueden usar varios colores y tener un árbol de Navidad colorido.

Papel, corcho…

Adornos reciclados para el árbol de Navidad
Otro material que da mucho juego es el papel. Se pueden crear diferentes formas, como estrellas, casitas, bolas y también se pueden mostrar diferentes colores. Pero recuerda que es preferible que el papel (o el cartón) sea reutilizado. Por ejemplo, el papel de los regalos se puede guardar para crear adornos para el árbol.

Adornos reciclados para el árbol de Navidad
Se pueden reutilizar objetos como chapas, que se pueden pintar de colores o con motivos decorativos. Si se unen tres, se simula un muñeco de nieve. Otro material que sobra en las fiestas son los corchos del vino y del cava. Se pueden reunir varios para crear divertidas figuras de animales o un árbol. Además, como es un material que pesa poco, se pueden colgar.

Adornos reciclados para el árbol de Navidad