Aguas subterráneas
Las aguas subterráneas representan una fracción importante de la masa de agua presente en todo el mundo, con un volumen mucho más importante que la masa de agua retenida en lagos o circulante por los continentes. El agua del suelo se renueva en general por procesos activos de recarga desde la superficie y se acumula en el interior de la tierra formado acuíferos. Como es bien sabido, en los lugares alejados de ríos, lagos o mares, estos acuíferos son a menudo la única fuente de agua disponible para la población.

Aguas subterráneas
Actualmente, el 35% del área de los continentes tienen bajo la superficie acuíferos con acumulación de agua. Sin embargo, estas aguas subterráneas pueden ser una fuente de conflictos al cruzar varias fronteras, en el sentido de que si un acuífero ocupa varias poblaciones intentar conseguir que los habitantes de las diversas regiones sean capaces de ponerse de acuerdo sobre la forma de extraer el agua de forma sostenible.