Aguiluchos mueren envenenados
El aguilucho lagunero es una rapaz de tamaño medio, con una envergadura de entre 1,20 y 1,40 metros y con un peso que oscila entre los 550 y los 800 gramos. Como su nombre indica, es un animal que vive en un hábitat específico: en zonas húmedas, un lugar perfecto para la instalación de sus nidos.

Su población reproductora en España se estimó entre 1.149 y 1.494 parejas en 2006. De ellas, entre 68 y 78 parejas se reproducen en la provincia de Palencia, donde ocupan los pequeños humedales cercanos al Canal de Castilla, así como formaciones palustres en pequeños ríos o en zonas húmedas como La Nava. El aguilucho lagunero es una especie estrictamente protegida que se encuentra incluida en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial, así como protegida por una Directiva europea.

En el año 2009, la Fundación Global Nature comenzó un proyecto de radio-marcaje de ejemplares de esta especie con emisores GPS para obtener información sobre las zonas utilizadas por la especie, movimientos migratorios y problemática de conservación. En total, se marcaron siete aguiluchos laguneros, aunque dos emisores dejaron de funcionar por razones desconocidas. Así, los expertos en conservación de estas aves han podido seguir sus movimientos.

Durante estos tres años se ha obtenido una valiosa información desconocida hasta la fecha, de la que se puede destacar el elevado índice de mortalidad, fundamentalmente debido al veneno utilizado en los cotos de caza para un mal entendido control de predadores. Un total de tres aves han muerto por esta causa en varias localidades palentinas y zamoranas, lo que supone un índice de mortalidad, por esta causa, del 60%.

Para continuar investigando este problema, en 2011 la Fundación Global Nature, con el apoyo de la Obra Social de Caja Madrid, ha procedido al marcaje de otros ocho ejemplares de aguiluchos laguneros, tres adultos y cinco jóvenes, marcados en el nido antes de volar.

La tecnología de emisores GPS permite obtener un total de cinco precisas localizaciones de cada aguilucho lagunero todos los días, información que está siendo utilizada para confeccionar los mapas con las áreas de campeo de cada ejemplar o los movimientos dispersantes de los jóvenes.

La información obtenida en este proyecto contribuirá a un mejor entendimiento de la biología y problemática de conservación de esta rapaz amenazada y servirá para la implementación de medidas de conservación para la protección de ésta y otras especies de rapaces ibéricas.