Ahorrar energía en verano
En invierno, por el exceso de calefacción, y, en verano, por el aire acondicionado usado de forma poco eficiente, un buen uso de los sistemas de climatización es esencial para el tan necesario ahorro energético (que, además, se traduce en una disminución de la emisión de gases de efecto invernadero).

Las medidas pueden ser muy sencillas. Por ejemplo, disminuir casi imperceptiblemente el nivel del aire acondicionado, ya que bajar tan solo un grado la temperatura del aire acondicionado supone aumentar el consumo hasta en un 7%. Lo recomendado: mantener la temperatura en torno a los 25 ºC.

Es un consejo de Reparalia, empresa dedicada a conseguir una casa más eficiente y ecológica. También ha recordado que cuando se compre un nuevo electrodoméstico (frigoríficos, lavavajillas, lavadoras…) es recomendable que sea de bajo consumo, ya que supone hasta un 70% de ahorro durante su vida útil y hay que tener en cuenta que son los aparatos que más energía consumen. Un 19% de la electricidad gastada en la vivienda proviene de los frigoríficos, por lo que se recomienda mantenerlo limpio y sin escarcha para ahorrar hasta un 30%.

Otros consejos para ahorrar energía en el hogar son apagar los electrodomésticos por completo (no dejarlos en stand-by) y optar por una iluminación ecológica, aprovechando al máximo la luz natural, usando interruptores con reguladores de intensidad, bombillas de bajo consumo como halógenos led o establecer zonas con diferente iluminación.

Por su parte, los japoneses continúan en su lucha personal por el ahorro energético. Comenzaron el verano de 2011, cuando el Gobierno recomendó usar ropa ligera y sin corbata para acudir al trabajo y ahorrar así en aire acondicionado. Este año 2012 van a dar un paso más. Se podrá ir a algunos trabajos en sandalias.

La iniciativa se ha denominado Super Cool Biz (negocios súper cool) un juego de palabras con el término “cool”, que en inglés significa frío, pero también molón. Ha sido presentada oficialmente por el Ministerio de Medio Ambiente.

Cabe recordar que estas medidas son especialmente importantes en un país que se ha visto obligado al apagón nuclear por la catástrofe nuclear de Fukushima: 54 reactores están parados.

Las empresas privadas también aportan su granito de arena: Aeon, la mayor cadena de supermercados, ha anunciado que abrirá a las siete de la mañana para ahorrar electricidad.