Aire acondicionado ecológico
Cuando se está anunciando uno de los veranos más cálidos de la historia, el gasto de energía en aire acondicionado puede llegar a ser excesivo. Es indispensable buscar soluciones alternativas. Prueba a acercarte a algún parque de tu ciudad (o a algún bosque cercano, si es posible) y comprobarás que la temperatura baja unos grados debido a la vegetación existente. Cada litro de agua evaporado por la vegetación produce 0,64 Kwh de enfriamiento en el aire y es la manera natural que utilizan las plantas para refrigerarse. De este proceso parte la idea para un nuevo diseño de aire acondicionado.

El aire acondicionado vegetal utiliza este potencial de refrigeración proporcionado por las plantas, además de servir como filtro de contaminantes del aire. Dos en uno. En un sistema de aire acondicionado convencional parte de la humedad que contiene el aire se condensa en el aparato, el aire seco que sale de éste reseca las mucosas y es realmente incómodo e insano. En el sistema del aire acondicionado vegetal el aire se recircula a través de un jardín vertical lo que provoca en las plantas una gran evapotranspiración, ya que necesitan enfriarse a sí mismas. Así, de manera natural, se refrigera todo el aire necesario para mantener la estancia a una temperatura adecuada y, además, existe un aporte de humedad al aire, por lo que se genera un ambiente saludable.

Este sistema de aire acondicionado posee una gran capacidad de fijar dióxido de carbono y liberar oxígeno. Más aún, algunas especies vegetales absorben contaminantes específicos producidos por objetos cotidianos. En oficinas y casas se pueden encontrar muchas sustancias químicas (como el formaldehído, el benceno y el tricloroetileno) que son causa de problemas de salud diversos, como irritación de ojos y nariz, dolores de cabeza, diversas alergias, somnolencia, además de monóxido de carbono. Es lo que se conoce como síndrome del edificio enfermo, producido por la recirculación del aire en el interior del edificio, que acumula contaminantes. Por eso, cada vez más, se están utilizando purificadores de aire. Sin embargo, es mucho más barato colocar y mantener plantas. El aire acondicionado vegetal puede usarse también como complemento de otros sistemas de refrigeración más potentes utilizados en grandes edificios de oficinas y centros comerciales.