Películas ecológicas que no debes perderte

El cine nos ofrece una buena y cómoda manera de concienciarnos sobre la ecología, aprender a amar el medio ambiente e instruirnos sobre cómo podemos colaborar más y mejor en esta misión. A medida que las corrientes ecologistas han ido tomando fuerza, se han ido creando grandes obras de arte de la gran pantalla: películas que nos muestran increíbles paisajes naturales, animales en peligro de instrucción, que nos explican por qué nuestro comportamiento responsable individual es tan importante o que nos hacen ser conscientes de los peligros que entrañan fenómenos como el cambio climático.

En esta lista, hacemos un recorrido por algunas de ellas, para garantizarte una tarde de diversión con un tema ecológico de base. ¡Luces, cámara y acción!

Muerte en los pantanos (1958)

Hemos querido empezar esta lista de cine “eco-friendly” con una película antigua, de hace más de medio siglo, pero bellísima. El mensaje ecologista que deja es un lema que todos deberíamos sentir, al menos, una vez en la vida.

Es una historia que tiene lugar a final del siglo XIX, cuando un profesor de ciencias naturales llega a Miami para trabajar en una sociedad que protege a las aves que son torturadas para comercializar las plumas que se usa en vestimenta de mujer. Este profesor tendrá que enfrentarse a toda una mafia de maltratadores.

Es una película muy recomendada porque hay amor, principios morales, algo de suspense y, sobre todo, se nos ofrecen imágenes preciosas sobre entornos naturales. Sobre todo y ante todo, “Muerte en los pantanos” es una bonita llamada al ecologismo.

Películas ecológicas que no debes perderte

Erin Brockovich

Es una de las películas más conocidas de esta lista, pero no podía faltar este filme basado en una historia real a cuya protagonista da vida la célebre Julia Roberts.

Películas ecológicas que no debes perderte

Erin Brockovich, la protagonista, es una madre soltera de tres hijos que trabaja en una oficina y casualmente descubre clientes con enfermedades en circunstancias sospechosas. Investiga, hasta darse cuenta que está ante una trama de médicos corruptos y problemas de salud masivos por contaminación.
Esta historia de lucha y motivación está considerada de las mejores películas sobre activismo medioambiental, así que no pierdas la ocasión de verla.

Bailando con lobos (1991)

Ha sido definida como “una obra de arte del cine” y muchos creen que su belleza es esa forma de combinar acción, romance y una aventura que nos mantendrá expectantes durante toda la película. El personaje principal, a quien da vida Kevin Costner, se encuentra solo en un mundo salvaje y empieza a tener contacto con una tribu de los indios sioux. Cuando el ejército estadounidense quiere acabar con esta tribu, él tiene que tomar una decisión que para siempre cambiará su destino. Sin duda, una de los filmes más interesantes que defiende la sostenibilidad frente a la modernidad.

Películas ecológicas que no debes perderte

El día de mañana (2004)

Uno de los mayores problemas actuales que sufre el planeta es el cambio climático, el tema que recupera esta película de corte catastrofista. Un día, consecuencia de toda la contaminación y maltrato continuo al Planeta, comienza una serie de cataclismos cataclismos que dan comienzo a una nueva era glacial.

Películas ecológicas que no debes perderte

Un filme de aventuras, suspense, de peligro, que nos hará llevarnos las manos a la cabeza al ver a un Nueva York cubierto de nieve y hielo. Es una película que evoca el espíritu del “fin del mundo”, perfecta para a quienes les gusten los efectos especiales y las películas de desastres.

Películas ecológicas que no debes perderte

WALL-E (2008)

Probablemente sea una de las mejores películas de animación sobre temática ecológica de todos los tiempos, y no en vano se llevó el Óscar a la mejor Película de Animación al año siguiente de su estreno. La historia habla de un robot, cuya misión es limpiar la basura que cubre a la Tierra después de ser abandonada por el ser humano. Una predicción de lo que podría pasar si no cuidamos más a nuestro planeta. Es perfecta porque es divertida y apta para todos los públicos, además de visionaria, graciosa y triste a la vez.

Películas ecológicas que no debes perderte

Avatar (2009)

Es la película más exitosa de la historia y ha ganado más de 3 billones de dólares en el mundo, por eso es muy posible que ya la hayas visto. Avatar es una bella oda a nuestras conexiones humanas más profundas con el mundo natural, una vuelta a los orígenes. James Cameron, su director, quería poner de manifiesto la importancia de la protección medioambiental y el respeto por las tierras indígenas. Fue un gran esfuerzo el que hizo Cameron para crear esta obra, un cineasta comprometido con la naturaleza que ha comparado el cambio climático con “la amenaza a la que Estados Unidos se enfrentó en la Segunda Guerra Mundial”.

Películas ecológicas que no debes perderte

Chinatown (1974)

A pesar de que el interés por el ecologismo se ha desarrollado mucho en los últimos años, no debemos olvidar la importancia que tuvo la década de los 70 en cuanto a concienciación y cambios en la política ambiental. Esto hizo que los problemas de la contaminación, los tóxicos, o la protección del agua y el aire emergieran también en el cine, especialmente en americano. Si te interesa esta temática, encontrarás muchas películas interesantes de la década de los 70. De hecho, muchos ecologistas marcan 1973 como el año del nacimiento del cine ecológico.

Películas ecológicas que no debes perderte

De entre todas las de aquella década, quizá Chinatown, una obra de Roman Polansky, es una de las más representativas. Cuenta la historia de un detective privado al que le contratan para descubrir una conspiración que manipula el abastecimiento de agua. Una historia de intriga y drama, con tintes políticos, que nos hace reflexionar sobre la dependencia que el ser humano tiene de las maravillas del mundo natural.

Los últimos días del Edén (1972)

Esta propuesta también es un clásico que no puede faltar en la lista de películas ecologistas. El argumento es simple: un hombre (Sean Connery) y una mujer (Lorraine Bracco) tienen una misión común: salvar una selva tropical ante los destructores. Aventura y ecologismo con bellos paisajes de la jungla. Una cinta de gran interés.

Películas ecológicas que no debes perderte

Birdy (1984)

Una película desgarradora que sabe combinar muy bien el drama de unas vidas rasgadas por la guerra y los momentos cómicos. Nos propone una historia muy ligada con el entorno natural, especialmente a través de la figura de Birdy, un muchacho obsesionado con los pájaros que sueña con volar. Su amigo (Nicolas Cage), a quien la naturaleza no le importa nada, será su acompañante cuando a ambos los envían a combatir en la destructiva guerra de Vietnam, uno de grandes momentos de la historia contemporánea donde más daño se ha hecho al medio ambiente.

Películas ecológicas que no debes perderte

Ferngully: Las aventuras de Zak y Crysta (1992)

Dicen que esta película es la predecesora de Avatar en versión animada y es cierto que, si nos fijamos en detalles concretos, algunas escenas guardan fuertes similitudes. “Ferngully” no es simplemente una película para niños y para entretener, sino que además deja un importante mensaje ecologista que ha podido marcar a esa generación de chicos y chicas que hoy viven su década de los 20: el conflicto entre el ansia del hombre por recursos y riqueza y la frágil situación del medio ambiente. En esta película, afortunadamente, es la naturaleza quien consigue mostrar toda su fortaleza. Robin William pone la voz a un divertido murciélago (si la ves en versión original).

Películas ecológicas que no debes perderte

Pocahontas (1995)

Uno de los clásicos de Disney más libres y salvajes y una película en la que la naturaleza es un personaje más, tan querido como los animalitos que acompañan a la protagonista; tanto es así, que la sabiduría está encarnada por una abuela-árbol. Pocahontas vive feliz en su tierra con su familia y sus amigos cuando los exploradores occidentales llegan a la búsqueda de oro y recursos; entre ellos, el atractivo John Smith, que se enamorará de ella y aprenderá lo importante que es no explotar al planeta. Mucha gente la ha descrito como el “bailando con lobos” para niños.

No podía faltar en la lista porque acerca la naturaleza a las nuevas generaciones, si bien ha sido en ocasiones criticada por la “mala imagen” que da de los ingleses, como maltratadores de los americanos nativos, aquellos a quienes llamaban despectivamente “indios”.

Películas ecológicas que no debes perderte

La chica de París (2001)

El argumento no es nuevo, pero la película es muy entretenida. Una chica informática, cansada de su vida de ciudad, lo deja todo para estudiar agricultura y comenzar una vida de campo. Se va a vivir a un lugar frío y apartado y va descubriendo poco a poco las ventajas del mundo rural y desarrollando su lado más en contacto con la naturaleza. Es un filme emotivo que reivindica la vida del campo frente al estrés de la ciudad. Cuando ves esta película, deseas intensamente perderte en medio del campo y respirar aire puro y, sobre todo, intentar un cambio en nuestra vida hacia la sencillez y naturalidad.

Películas ecológicas que no debes perderte

Hacia rutas salvajes (2007)

En inglés, es conocida como “Into the Wild”, dirigida por Sean Penn y basada en el libro homónimo de Krakauer. Narra la historia de un chico que, un buen día, decide vivir al margen de la sociedad y se zambulle en una vida naturalista y nómada. Comienza a sobrevivir sin ninguna pertenencia, trabajo u ocupación, sólo con un rifle de caza, un libro de plantas comestibles, guareciéndose en algunos refugios…
Ha sido muy aplaudida y gusta mucho, además nos acerca a lo natural en su modo más extremo. En ocasiones, lo pasas realmente mal con el protagonista. Posiblemente, no es la mejor de la lista, pero esta obra terriblemente dramática tenía que estar entre las películas ecológicas.

Películas ecológicas que no debes perderte

Gorilas en la niebla (1988)

Nuevamente, retrocedemos varios años en el tiempo, demostrando que no siempre las películas nuevas son las mejores. Si no has visto “Gorilas en la niebla”, te lo recomendamos como plan para la próxima tarde libre. Destaca su sonido, sus canciones y su trama, lo que la ha hecho merecedora de importantes premios.
Lo más inspirador es que este filme se basa en la historia real de la naturalista Dian Fossey, que pasó años trabajando y estudiando a los gorilas, casi obsesionada con ellos. La historia comienza cuando Dian Fossey viaja a África para estudiar la vida de los gorilas de montaña y se da cuenta de cómo los cazadores los masacran y los maltratan. Poco a poco, consigue velar por ellos y se beneficia del precio que le da la fama para conseguir esta misión

Películas ecológicas que no debes perderte

Te encantarán los paisajes africanos, que la verdadera Fossey describe como “el lugar más cerca de Dios en el que puedes estar”. Esta historia real estremecedora te hará comprender por qué Dian Fossey se convirtió en leyenda.

Memorias de África (1985)

Y, ya que tocamos el tema de África, pocas películas nos hacen sentir mejor el espíritu de aquel lugar que la mítica “Memorias de África”, que nos hizo soñar junto a Meryl Streep y Robert Redford. Igualmente basada en un libro autobiográfico, lo que la da aún más emoción.

Películas ecológicas que no debes perderte

Cuenta episodios de la vida de la protagonista cuando se va a Kenia, mientras ese país africano aún pertenecía a la corona británica, como colonia. Te encantará experimentar su contacto con la naturaleza, con las tribus locales y el contraste que refleja la película en una Europa que vive la Primera Guerra Mundial.

Películas ecológicas que no debes perderte