Alimentos ecológicos: fuente de salud
El debate sobre la conveniencia de usar productos orgánicos frente a los de consumo tradicional no es nada nuevo. Mientras que los detractores de los alimentos bio señalan que no existen diferencias sustanciales entre ambos que justifiquen sus elevados precios, los más recientes estudios demuestran que el uso de productos ecológicos no solo es saludable, sino que existen sustanciales diferencias de sabor y textura al tratarse de alimentos completamente naturales.

¿Qué son los alimentos ecológicos?

Los alimentos ecológicos u orgánicos (ambos términos aprobados por la Unión Europea), son los que se obtienen del cultivo basado en técnicas no contaminantes, respetuosas con el medio ambiente y en las que no se utilizan productos fitosanitarios como pesticidas o sustancias químicas.

• Esto garantiza que el cultivo de estos alimentos se realiza exclusivamente con abono orgánico.
• En cuanto a la cría animal, se prohíbe la utilización de hormonas, antibióticos, etc. y su alimentación es completamente natural.

Por todo ello se considera que los alimentos animales y vegetales cultivados y criados según procedimientos naturales y orgánicos son más saludables ya que no contienen sustancias químicas que sí están presentes en los productos convencionales que consumimos a diario.

Ventajas:

• Las técnicas de producción ecológica no perjudican al medio ambiente
• En el cultivo ecológico no se utilizan pesticidas ni plaguicidas
• En la cría ecológica de animales ecológicos no se utilizan hormonas, estimulantes ni antibióticos.
• El consumo de carne ecológica elimina los riesgos de adquirir enfermedades de transmisión, como la enfermedad de las vacas locas. (encefalopatía espongiforme bovina).
• Los alimentos orgánicos tienen un sabor y aroma más natural e intenso.
• Se respeta el bienestar del animal.
• La calidad de los productos es máxima.

Inconvenientes:

• Este tipo de productos suele ser más difícil de conseguir ya que la demanda es menor y muchos productos no se encuentran habitualmente en las tiendas de alimentación.
• Su aspecto exterior suele ser menos vistoso que el de los productos tradicionales: menor tamaño, colores más apagados o formas menos perfectas.
• El precio suele ser mayor que el de los productos tradicionales.

¿Por qué consumir alimentos orgánicos?

• El producto obtenido según técnicas ecológicas es más nutritivo y de mejor calidad.
• El consumidor y el productor disfrutan de mayores condiciones de salubridad y seguridad sanitaria respecto al producto.
• La aplicación de técnicas agrícolas ecológicas y respetuosas con el medio ambiente mejora el paisaje y estimula la biodiversidad.
• Favorece la fertilidad natural de los terrenos de cultivo
• Se aprovechan los recursos locales y las energías renovables
• Consumir productos ecológicos implica mejores nutrientes y eliminación de aditivos tóxicos, hormonas, productos transgénicos o plaguicidas que fomentan la aparición de enfermedades como cáncer o intolerancias.
• La producción ecológica favorece la supervivencia de los pequeños productores que no quieren verse sometidos a las exigencias de las grandes empresas.
• Se elimina la sobreexplotación de las tierras y la contaminación provocada por el uso de productos químicos.
• Se fomenta el consumo responsable y sostenible.
• Es un modelo de desarrollo económico que piensa en las futuras generaciones.

Alimentos ecológicos: fuente de salud

Últimas investigaciones sobre los productos ecológicos

Estudios como los publicados recientemente en la revista científica “British Journal of Nutrition” demuestran una vez más que consumir alimentos ecológicos es más nutritivo y sano que consumir productos obtenidos según los procedimientos convencionales. Esto es debido a que los ecológicos presentan mayor cantidad de antioxidantes y menores concentraciones de pesticidas y metales tóxicos pesados.

Este informe viene a contradecir a otro estudio anterior también llevado a cabo en el Reino Unido por la “Food Standards Agency” en la que se señalaba la poca diferencia que existía entre los productos procedentes de una y otra forma de cultivo.

El nuevo estudio, mucho más extenso y exhaustivo aporta pruebas irrefutables sobre la menor presencia en los cultivos orgánicos de metales tóxicos y productos fitosanitarios y el mayor nivel de antioxidantes presente en los mismos.

El estudio ha sido llevado a cabo en la Universidad de Newcastle por un grupo de científicos internacionales y es el más completo y meticuloso realizado hasta el día de hoy sobre el tema. Dicho estudio revela que los alimentos biológicos contienen más del 60% de antioxidantes clave que los convencionales.

La investigación señala también que el consumo de frutas, hortalizas o cereales ecológicos y los alimentos preparados a partir de estos productos aportan al organismo una cantidad de antioxidantes similar al consumo diario de dos raciones extra de frutas y verduras.

Del estudio también se desprende que el consumo habitual de productos ecológicos reduce la acumulación en el organismo de metales tóxicos pesados como el cadmio, plomo, nitrógeno o mercurio. La Comisión Europea ha establecido unos niveles máximos de contaminación al tiempo que señala que la presencia de nitrógeno es sustancialmente más baja en los alimentos eco y los niveles de cadmio se reducen a la mitad que en los productos habituales.

El estudio también constata que la presencia de pesticidas en los productos orgánicos es hasta cuatro veces menor.

Ser eco: Una forma de vida

El consumo de productos ecológicos implica toda una filosofía de vida: La de ser conscientes del mundo que nos rodea y respetuosos con el medio ambiente. Los alimentos ecológicos protegen nuestra salud, minimizan el impacto medioambiental y permiten la sostenibilidad de la producción artesanal.

Aunque el cultivo, producción y consumo de productos eco aún es minoritaria -de ahí sus mayores costos-, la concienciación mundial respecto a la alimentación está cambiando. Somos más conscientes y exigentes con los productos que consumimos y esto hace que cada vez más empresas se dediquen a producir productos sanos y naturales.