Alojamientos sostenibles en Latinoamérica
Viajar a Latinoamérica y optar por alojamientos sostenibles es posible en casi todos los países. Os ofrecemos una lista con algunos de ellos. Si los usas, estarás protegiendo el medio ambiente y ayudando a proyectos que fomentan el desarrollo de las comunidades locales.

Argentina

– Hostal Maika. Situado en una colina desde la que se puede ver la Quebrada de Humahuaca, un enorme surco que divide el terreno y que se encuentra en la localidad de Jujuy (en la imagen). Es un albergue ecológico que ofrece la posibilidad de alojarse en cabañas o habitaciones privadas.

– Gaia Paseo Tierra Azul. Un hotel en la localidad de Tilcara destinado a los viajero que buscan tranquilidad. Cuenta con un restaurante donde se pueden degustar platos típicos del país. También hay una tienda de artesanía.

Bolivia

– Qala Uta Refugio Santos. Un refugio de montaña que se encuentra en la cordillera Real, a 4.400 metros sobre el nivel del mar y está gestionado por la comunidad Aymara. Los beneficios obtenidos por el refugio se destinan a proyectos para el desarrollo de los habitantes de la región.

– Mujeres Creando. Está gestionado por la asociación homónima que trabaja para la defensa de los derechos de la mujer. Desarrolla proyectos como una guardería, una radio local, un servicio de asesoría jurídica, tienda de artesanía o talleres de diverso tipo. El hotel se encuentra en La Paz.

Ecuador

– Comunidad Las Lagunas. Es una comunidad indígena donde sus habitantes viven de la agricultura, la ganadería, la artesanía y el turismo comunitario. Se pueden saborear productos locales que sus habitantes se encargan de cultivar. Se pueden conocer las tradiciones indígenas y la cultura de Las Lagunas.

– Hostería el Troje. Se encuentra en la Cordillera de los Andes, en el centro del país. Lo gestiona un matrimonio de la región y cuenta con 48 habitaciones totalmente equipadas.

Nicaragua

– Hotel Selva Negra. Es perfecto para los amantes de la naturaleza, pues se encuentra situado en las montañas del centro de Nicaragua. Trabaja de manera sostenible y responsable para el respeto de la comunidad y del medio ambiente.

– Finca La Bastilla Ecolodge. Se encuentra en la reserva natural Datanlí-El Diablo, en de las montañas del norte de Nicaragua. Todas sus instalaciones están preparadas para un consumo responsable y sostenible. El hotel cuenta con un restaurante para disfrutar de una gastronomía típica y saludable.

Panamá

– Hotel Los Qetzales. Situado en Cerro Punta, cerca del Parque Internacional de la Amistad. Los Quetzales trabaja para ofrecer un turismo sostenible y en beneficio de la comunidad local, llevando a cabo proyectos destinados a proteger el medioambiente, al uso inteligente de agua y al desarrollo de la población local.

– Hotel Calamia. Es una isla ecoresort situada en el Océano Pacífico, que cuenta con playas vírgenes bordeadas de palmeras tropicales. Está formado por once cabañas. Los muebles de las habitaciones son diseñados y hechos a mano por artistas locales.

Perú

– Chaska Wasi-El hogar de las estrellas. Los beneficios van destinados a un centro de acogida para menores con discapacidades físicas y mentales. Sus propietarias gestionan dicho centro, que ofrece ayuda y educación a los niños para que puedan trabajar allí cuando hayan alcanzado la mayoría de edad.

– Lazy Dog Inn. Un establecimiento cómodo y agradable para pasar las vacaciones. Están muy concienciados con el reciclaje y la sostenibilidad. Todos sus empleados son miembros de la comunidad indígena de la zona. El hotel, que se encuentra en Huaraz, colabora con iniciativas solidarias y cuenta con una asociación propia destinada para la escolarización de las personas de la zona. También organizan proyectos para la reforestación de los bosques.

Venezuela

– Campamento Kavak. Rodeado de un paisaje privilegiado, con La Gran Sabana y sus fantásticos tepuyes, se compone de construcciones típicas locales, redondas y techadas con hoja de palma.

– Campamento Karaurimba. Este alojamiento, que se encuentra en el Valle del Kamarata, está diseñado y fabricado con materiales tradicionales de la cultura pemona. Una cabaña que cuenta con quince hamacas para dormir, todas ellas acompañadas de mosquitera.