Animales salvajes liberados siembran el pánico en EE UU
Estados Unidos es un país de excesos. Y en el que la libertad individual y de mercado se encuentra en muchas ocasiones por encima de los derechos de las personas y de los animales y pone en peligro la seguridad de sus ciudadanos. Tener un arma en Estados Unidos es relativamente fácil en muchos estados. Pero también se puede, siempre que se disponga del suficiente dinero, ser dueño de animales salvajes. No todos los estados regulan este asunto.

Terry Thompson era el propietario de una Granja de Animales en el condado de Muskingum, en el estado de Ohio. Este hombre decidió liberar a un total de cincuenta animales salvajes, entre otros, tigres y leones. Cundió el pánico en toda la región. Cualquier persona que andara por ahí se podía encontrar de repente con un tigre hambriento. El dueño de los animales se suicidó.

Las autoridades recibieron la orden de disparar a matar. Una llamada les alertó diciendo que habían visto animales salvajes como tigres de Bengala, osos pardos, leopardos, camellos, jirafas y lobos corriendo por las carreteras. La realidad supera a la ficción… sobre todo en Estados Unidos.

Las escuelas locales cerraron y las autoridades aconsejaron a los ciudadanos que se quedaran en sus casas. Algunos animales fueron capturados y otros tuvieron que ser sacrificados.

Thompson tenía 62 años y había sido excarcelado semanas antes, después de cumplir un año en prisión por delitos relacionados con armas. Por lo visto, en 2005 fue declarado culpable de crueldad hacia los animales y puesto bajo arresto domiciliario durante seis meses. Según un veterinario local, Thompson era un coleccionista de animales.

Responsables de un zoológico cercano, en Columbus, quieren usar tranquilizantes para capturar a los animales que quedan vivos. Pero la policía pone la seguridad de los asustados ciudadanos por encima de todo.

Ahora, ante el vacío legal, muchos estadounidenses se preguntan si su vecino tendrá fieras peligrosas en su casa. Tener un tigre en Estados Unidos está al alcance de cualquiera que se pueda gastar unos mil dólares en su compra a través de Internet. La organización WWF calcula que hay unos cinco mil tigres en cautividad en el país. En libertad y en todo el mundo, hay unos 3.200.

Animales salvajes liberados siembran el pánico en EE UU