Los aparatos que más consumen en el hogar

Una pregunta que ronda a menudo por nuestras cabezas, especialmente si estamos preocupados en la ecología y el ahorro energético, es saber cuánto se consume mensualmente en un domicilio y qué aparatos necesitan de más energía. Conociendo cómo funciona, podremos saber igualmente los hábitos que debemos adoptar en casa para reducir el consumo general, el cual, a la larga y aportado de forma individual, repercute en el medio ambiente y, además, nos hará economizar grandes cantidades en la factura de la luz, cada vez un azote mayor para las economías domésticas.

La energía eléctrica es un elemento fundamental en nuestra vida diaria pero, desgraciadamente, aún se sigue utilizando más de lo que nos hace falta. Como hemos dicho muchas veces, a la hora de adquirir un aparato o electrodoméstico, estamos tomando un camino clave para conseguir ese ahorro de energía en el hogar.

Afortunadamente, cada vez hay más electrodomésticos con etiqueta ecológica, durables y mucho más positivos para el hogar. Adquiriendo uno de estos, estamos dando un primer gran paso para la economía de energía eléctrica en casa.

Además, hay que adquirir comportamientos responsables, como no dejar enchufados todo el tiempo determinados artefactos, no olvidar apagar las luces y reducir el uso de algunos de ellos. Por ejemplo, encender el horno para calentar sólo un pan.

¿Qué electrodomésticos de los que tenemos en casa consumen más energía?

Según una de las premisas orientativas, el frigorífico y la iluminación son los grandes castigos de la energía de la vivienda. La luz es fundamental, pero para no abusar de ella, tenemos que intentar sacar todo el partido de la iluminación natural (aún más sencillo durante los meses de verano). Para ello, calcula qué espacios de tu hogar disfrutan de más horas de luz natural y establece allí el sitio donde más tiempo pases (un escritorio, la mesa donde suelas cocinar, el sofá donde la familia se siente…). Realizando actividades en familia en un solo cuarto, en lugar de usando la luz en varios de ellos, estaremos reduciendo diariamente la electricidad y, a la vez, potenciando la vida social y familiar. Asegúrate de que ninguna luz se queda encendida, sobre todo si nos vamos a ausentar por largo tiempo, y utiliza bombillas ecológicas de larga duración.

Los aparatos que más consumen en el hogar

El frigorífico, al estar todo el tiempo enchufado, también consume muchísimo (casi una parte de cada cinco del consumo total). Quizá es el momento de “jubilar” la nevera vieja, adquirir una ecológica y recordar prácticas como nunca meter alientos calientes, para que el aparato no necesite de más fuerza.

Los aparatos que más consumen en el hogar

En invierno, la calefacción se lleva el 9% del consumo total. Aunque es imprescindible en los hogares, un uso responsable revertirá en un ahorro increíble en la factura de la luz. Si la casa no es grande y no hace demasiado frío, encenderla una hora a poca potencia puede ser suficiente para que se mantenga caliente. Además, podemos guardar el calor con pequeños trucos, como alfombras y tapices mullidos, gruesas cortinas y aislar la vivienda convenientemente. Una casa demasiado caliente tampoco es cómoda y aumenta el riesgo de resfriados.

Los aparatos que más consumen en el hogar

El televisor, dependiendo siempre de cuántas horas se utilice, suele ser otro de los aparatos que más consume. Apágalo y desenchúfalo siempre que dejes de utilizarlo y calcula su consumo diario. Si nadie lo está viendo y lo tienes puesto para no tener tu casa en silencio, ten en cuenta otras alternativas como la radio. Impulsar a los niños a que hagan otras actividades, como la lectura o las manualidades en lugar de demasiadas horas de televisor, será una gran idea. (¡Además, ecológica!)

Los aparatos que más consumen en el hogar

La lavadora también gasta bastante en una casa (8%), así que conviene ponerla a funcionar sólo con cargas llenas, no para lavar un par de cosas que podemos hacer fácilmente a mano, o no nos corren tanta prisa. Tampoco es necesario que siempre lavemos a 90 grados, algunas prendas se limpian muy bien con los 40 grados y programas más cortos, especialmente en verano, cuando, a menudo, lavamos la ropa para retirar los malos olores de la transpiración, pero no porque tengan manchas.

Los aparatos que más consumen en el hogar

Gran parte de la energía se gasta en la cocina

La vitrocerámica o cocina eléctrica se ha impuesto claramente a las de gas, pero lo cierto es que consumen en un 9% de la totalidad del hogar. Recuerda hacer un uso responsable de la misma y utilizar objetos como tapaderas en ollas y sartenes; estas hacen que los alimentos se hagan antes, suponiendo a la larga un ahorro.

Los pequeños electrodomésticos también consumen su parte, como la plancha, o en menor medida el secador. No los dejes enchufados y úsalos sólo cuando sean necesarios.

Los aparatos que más consumen en el hogar

El horno eléctrico también consume muchísimo, un 4% del hogar, pues no lo usamos normalmente todos los días. Recuerda enchufarlo solo cuando sea necesario, no meter alimentos congelados y vigilar la cocción sin abrir la puerta para no perder calor.

El resto de electrodomésticos y aparatos en una casa (lavavajillas, microondas…) gastan un poco menos, pero aun así es preciso llevar un control y no hacer un uso desmedido de ellos.

Ahora que tenemos una idea sobre los electrodomésticos más enemigos del ahorro, disponemos de las claves para no gastar demasiada energía en el hogar.