Aparecen miles de arenques muertos en Noruega
El arenque es uno de los platos más preparados en la cocina noruega, algo natural, ya que es uno de los peces que viven cerca de sus costas. Pero, hace día, en el norte del país, los ciudadanos se han quedado con la boca abierta al acercarse al mar y ver miles de arenques muertos en una playa del distrito de Nordreisa. Científicos analizarán los peces para intentar encontrar una explicación al misterioso fenómeno.

Ya se barajan algunas hipótesis. Una de ellas, que una tormenta haya empujado al banco de peces hasta la arena de la playa y, una vez allí, la masa de peces no haya podido salir. Mientras los científicos estudian el caso, los vecinos de la región se enfrentan a una tarea mucho más desagradable: limpiar viente toneladas de peces muertos antes de que los animales comiencen a pudrirse y a desprender un olor fétido insoportable.

Hay vecinos que aseguran que ocurrió algo similar en los años ochenta. Más hipótesis. Los peces quedaron atrapados en una zona sin oxígeno y luego murieron a causa del agua dulce. También es posible que el banco de peces quedara atrapado en la marea al huir de depredadores. Tormentas, corrientes, mareas… Jens Christian Holst, miembro del Instituto de Investigación Marina, señala, por su parte, que se analizarán los peces para saber si han muerto por alguna enfermedad.

Ya hay quien ha relacionado este hecho ocurrido en Noruega con otro de similares características ocurrido hace un año en Arkansas (Estados Unidos): miles de mirlos negros cayeron al suelo sin explicación aparente. Sin embargo, finalmente se descubrió la causa: los fuertes vientos y tornados que asolaron la región en esas fechas. Aviso a aficionados a teorías sobrenaturales y a agoreros del fin del mundo: dejad a los científicos hacer su trabajo y pronto nos dirán cuál fue la causa del fenómeno.