Aplicación en 3D para visualizar cómo se propagará un incendio forestal
Los Departamentos de Informática y Sistemas y de Cartografía y Expresión Gráfica en la Ingeniería de la Universidad de Las Palmas (ULPGC) e investigadores del Instituto Tecnológico de Canarias (ITC) han colaborado en la creación de una aplicación informática que ayudará a predecir y gestionar los incendios forestales.

La aplicación está basada en un sistema de desarrollo para entornos de navegación geográfico en tres dimensiones que también ha sido desarrollado por el mismo equipo científico. Se trata de un motor que permite visualizar terrenos de forma muy realista y que permite, así mismo, la navegación virtual sobre un área concreta del terreno que se esté analizando.

El sistema permite, de este modo, tanto la visualización de los datos en tiempo real como el cálculo de la propagación del fuego. Para calcular este dato, se usan modelos establecidos ante determinadas condiciones, teniendo en cuenta el tipo de suelo y las condiciones climatológicas. Además, la aplicación se comunica con servidores externos para obtener los datos meteorológicos actualizados. Por fin, se conecta a un servicio web remoto que ejecuta un modelo de simulación, para, finalmente, visualizar de manera realista, en tres dimensiones, la propagación del incendio.

Con esta visualización casi real del terreno donde se está produciendo el incendio, se facilita enormemente la toma de decisiones a los servicios de extinción de incendios, guardas forestales, bomberos y cualquier equipo implicado en controlar un incendio forestal. La mayor novedad consiste en la visualización en tres dimensiones, gracias a varias cámaras conectadas desde distintos ángulos, donde los usuarios pueden gestionar sus recursos en tiempo real desde la propia aplicación.

La aplicación ya ha sido instalada en el Centro de Coordinación Operativa Insular (Cecopin) del Cabildo de La Palma, en las islas Canarias, donde los responsables hacen uso de la nueva aplicación para realizar simulaciones de incendios, así como para gestionar los recursos de los que disponen, tanto materiales como humanos, durante un incidente real.