Árboles de Navidad con hojas de revistas y periódicos
Las manualidades con papel reciclado pueden ser divertidas y muy fáciles de hacer en casa. En estas fechas navideñas os proponemos dar uso a las revistas viejas y periódicos que tengáis acumulados y convertirlos en árboles de Navidad de lo más variopintos. Incluso nos bastaría con una sola hoja o, por ejemplo, con un simple folleto de publicidad para hacer nuestro arbolito.

Esta vez, que los abetos no sean ni artificiales ni reales, sino reciclados y hechos con nuestras propias manos. Así son los árboles de Navidad que sugerimos como opción eco-amigable para que estos días de paz y amor lo sean no sólo con la familia y los amigos, sino también con el entorno.

Lo interesante de hacer nuestros propios adornos navideños es su potencial para poder sorprender si necesidad de rascarnos el bolsillo, tan simplemente con la originalidad del resultado. Sí, es cierto, los árboles de Navidad tradicionales son muy bonitos, pero quizá si reflexionamos descubriremos que todavía es más hermoso contemplarlos en su hábitat y, sobre todo, evitar que acaben en la basura.

Árboles con revistas

Pongámonos manos a la obra. Para hacer un árbol de navidad con hojas de revistas que tenga justo el tamaño de las mismas hojas necesitaremos tijeras, pegamento de barra y, obviamente, una revista. A continuación, separamos las hojas y las doblamos uniendo esquina con esquina, de forma que nos quede un triángulo.

Una vez las tengamos todas debemos unirlas por un lado para que puedan mantenerse de pie. Cuantas más hojas usemos más tupido será el árbol. Por último, si colocamos la parte puntiaguda hacia arriba y aprovechamos la ancha como base, veremos que su forma es de auténtico árbol de Navidad. Y, por supuesto, ahora el árbol está pidiendo decoraciones, cuanto más originales mejor…

Árboles de Navidad con hojas de revistas y periódicos
Decorarlo será todo un reto a la imaginación: podemos aprovechar retales que tengamos por caso u otros materiales reciclados o simplemente reutilizar los adornos convencionales de otros años desarmándolos en caso de que sean demasiado grandes en proporción o, por ejemplo, usando alguno de ellos para decorar la parte superior.

Otra opción, también muy sencilla requiere materiales similares, pero en este caso también quedaría perfecto el papel de regalo y será mejor la cola blanca. Por último, habremos de conseguir un trozo de cartón o cartulina, que convertiremos en un cono levemente más estrecho en la parte superior.

A partir de aquí, necesitaremos un poquito de paciencia: recortaremos el papel elegido en forma de pétalos o triángulos e iremos pegándolos sobre el cono, a modo de hojas, por lo que quedarán genial cuanto más poblado resulte. En esta ocasión decorarlo es una opción, pero siempre cuidando que las hojas queden sueltas y esponjosas.

Árboles con papel de periódico

Aunque las anteriores manualidades pueden hacerse con periódicos, en especial la segunda, el menor gramaje del papel no lo aconseja. Quedarán más resultones otras manualidades, tanto si deseamos hacer un mini árbol como un árbol de un mayor tamaño o adornos para decorarlo. Y, excepto por el distinto papel y una grapadora, los materiales que necesitaremos son similares.

Árboles de Navidad con hojas de revistas y periódicos
La idea es hacer una especie de guirnaldas de papel, todas iguales gracias a un perfil o plantilla que haremos previamente para facilitar el trabajo. Con ellas recortamos nuestro árbol en el papel hasta lograr diez siluetas, las superponemos y las sujetamos con un par de grapas en el centro, de manera que no se vean. Finalmente, separamos las hojas y damos volumen al árbol, con lo que hará la función de una bola de navidad. Repetimos la operación, y vamos creando adornos, así de fácil…

Si pegamos las siluetas sobre una cartulina que tenga idéntica forma, a ser posible por ambas caras, conseguiremos que la estructura se apoye con más facilidad y sirva como mini árbolito para decorar cualquier rincón o, típicamente, un centro de mesa.

Para hacer un árbol más grande, tanto como deseemos, la técnica de los cucuruchos es genial. El único inconveniente puede ser encontrar una base sobre la que ponerlo, si bien será fácil hacer un cono del tamaño deseado con malla metálica o de plástico que podemos encontrar en cualquier ferretería. Posteriormente, emplumémosla de arriba a abajo con cucuruchos hechos con papel de periódico o cualquier otro, sin olvidar sellar el extremo con papel de celo.

Si los cucuruchos van disminuyendo su tamaño conforme van ascendiendo nos será más fácil lograr el efecto óptico de un árbol. Esta misma idea también queda preciosa en tamaño mini. Por último, la decoración puede dar el toque de originalidad y diversión que lo haga completamente único.

Árboles de Navidad con hojas de revistas y periódicos
Por último, para los más pequeños de la casa también hay manualidades para pasar un rato entretenido haciendo árbolitos navideños que podrán decorar a su gusto con sus pinturas del cole: ceras, rotuladores, acuarelas…

El collage es lo más socorrido, pero lo cierto es que nunca falla y resulta muy creativo. La complejidad del collage deberá adaptarse a las edades. Por ejemplo, los peques andarán más que sobrados con una silueta de árbol pegada en un folio o cartulina, para luego poderla decorar a su gusto e incluso hacer una postal navideña.

Una versión más compleja puede llegar a convertirse no sólo en un collage que represente un árbol historiado y sugerente, con mensajes escritos y visuales en su interior, sino incluso en un paisaje navideño completo. Si nos gusta el resultado, por qué no, sería genial enmarcarlo y aprovecharlo para sucesivas Navidades.