Arcología, edificios-ciudades autosuficientes
La Arcología es una especie de enorme edificio ecológico que casi es una ciudad. Sus dimensiones y la autonomía de funcionamiento, de uso de la energía y de otros recursos, es mayor de lo habitual. En la Arcología pueden vivir tantas personas como en una pequeña población, teniendo en cuenta que se satisfacen servicios como la gestión de residuos, la generación de energía, el transporte, etc.

El término fusiona dos disciplinas: Arquitectura y Ecología. El arquitecto Paolo Soleri fue quien acuñó el término en su libro Arcology: City in the Image of Man. La idea básica es aumentar la capacidad de habitantes en un territorio determinado sin sobrecargar el medio ambiente.

La Arcología trata de enfrentar un grave problema actual: las ciudades están, literalmente, devorando la naturaleza, el medio ambiente. Los entornos naturales son engullidos por edificios, calles, asfalto, coches… La Arcología apuesta por enormes rascacielos que ocupen el menor territorio posible y minimicen su impacto sobre el medio ambiente. Los edificios arcológicos son ciudades autosuficientes que generan su propia energía

El modelo actual de ciudad, que se basa en ocupar más territorio y en casas unifamiliares, es insostenible, según Soleri. La población crece, pero el planeta y sus recursos no. La Arcología, no sólo busca la autosuficiencia energética, sino también un control la calidad del aire y del agua, una gestión sostenible de los residuos, la producción de alimentos y ofrecer actividades de manera más eficiente.

En este modelo, los coches no tiene cabida. Por tanto, también desaparece la contaminación generada por ellos. Los espacios públicos, más eficientes, menos contaminantes, tienen más importancia que los privados. Los habitantes de la Arcología disfrutan de espacios naturales.

La idea tiene cierta influencia de la ciencia ficción. Películas como Metrópolis, de Fritz Lang, o La fuga de Logan predicen un edificio-ciudad. ¿Pasará la salvación de la humanidad por vivir en estos megacomplejos ecológicos?