Arquitectura ecológica en Colombia
Cota, un municipio colombiano que pertenece al departamento de Cundinamarca, tiene el privilegio de contar con un bioparque construido a base de arquitectura ecológica.

El lugar en cuestión ha sido apodado como “La reserva” y está situado en medio de un exuberante bosque tropical. Cuenta con más de 30 especies de mariposas que vuelan libremente, un auditorio temático y un centro de conservación de aves neotropicales.

Para mirar de no alterar la relación entre el hombre y la naturaleza, sus creadores han tirado de la eco-aquitectura.

Según Iván Lozano, uno de sus creadores, la sostenibilidad ha sido el criterio principal a la hora de crear el bioparque:

Casi todo está hecho en material reciclado, nos surtimos de agua de lluvia en casi todo el parque y hay poco uso de la energía eléctrica, entre otros elementos.