Arrecifes de coral destruidos
El crecimiento de los arrecifes de coral se ha ralentizado a su nivel más bajo en los últimos 400 años. El declive pone en peligro a las especies que viven en este ecosistema. Al parecer, el calentamiento global del planeta y el aumento de la acidez del agua marina son los culpables de esta situación.

La calcificación de los corales ha caído un 13,3% desde 1990.

Los arrecifes de coral son vitales para la formación y el crecimiento de los ecosistemas marinos, asi como de las cadenas de alimentación para decenas de miles de peces. La Gran Barrera de Coral es la más grande del mundo, compuesta por alrededor de 2.900 arrecifes y 900 islas. El crecimiento medio normal suele ser de una media de 1,5 centímetros por año.