Asfalto de colores para combatir el calor de las ciudades
En las ciudades se produce un efecto conocido como isla de calor. Se trata de una acumulación de calor por el hormigón, el asfalto y otros materiales que absorben calor durante el día, cuando los rayos del sol inciden en la ciudad. Después, durante la noche, la disipación de ese calor tarda horas. De ahí que, en verano, aunque se haya ido el Sol, en las grandes urbes continúe el calor durante horas, a veces, durante toda la noche.

Además, otros factores como los edificios que no permiten que corra el viento, la falta de espacios verdes o los gases contaminantes de los coches, contribuyen al efecto isla de calor. La incidencia del fenómeno es proporcional al tamaño de la ciudad.

Entre los diversos factores que contribuyen a la aparición del efecto isla de calor están las carreteras, asfalto negro que atrae y retiene el calor procedente de los rayos del Sol. Todas las carreteras son de asfalto negro, todas absorben calor. Investigadores del Lawrence Berkeley Lab proponen una solución original y sencilla para combatir este fenómeno: asfalto “frío”, diseñado para reflejar entre un 30 y un 50% de la energía del Sol, en vez del 5% del asfalto más usado.

Estos recubrimientos presentan varios tonos y colores. Hay una muestra de ellos en el aparcamiento de Berkeley. De momento, tienen un catálogo con ocho colores diferentes: algunos pueden ser la mejor opción para combatir el calor del tráfico mientras que otros mantienen sus propiedades reflectoras durante más tiempo.

Reducción en el gasto energético

Asfalto de colores para combatir el calor de las ciudades
Los beneficios irían más allá de unos grados menos durante el tórrido verano de las grandes ciudades. La reducción de la temperatura del aire, unida a más vegetación, podría reducir la contaminación y reducir la necesidad de energía para, por ejemplo, el uso del aire acondicionado.

Estos asfaltos absorbentes se llaman Cool Pavements y entre sus tonos están el azul, el verde y el amarillo. El nivel de reflectancia no sólo depende del color, sino también del material utilizado. Algunos colores son similares al asfalto normal, pero su reflectancia es menor.