Audi presenta la e-bike, bicicleta eléctrica todoterreno
La marca automovilística Audi quiere trasladar a una bicicleta su dilatada experiencia en el diseño de coches. Así, ha desarrollado un nuevo y espectacular modelo de dos ruedas que no contamina. Se trata de la Audi e-bike Wörthersee, una bicicleta que lleva incorporada una batería de ion-litio y que aúna diseño y eficacia y la convierte en, casi, una motocicleta deportiva.

El diseño de la bicicleta eléctrica de Audi es futurista, quizá para alejarse del aspecto de una motocicleta estándar. La e-bike es muy ligera gracias a su bastidor hecho con fibra de carbono, que pesa poco más de kilo y medio. Las ruedas también están fabricadas en una aleación de carbono y son muy ligeras. Con las baterías, la e-bike pesa poco más de 20 kilogramos.

El motor eléctrico ofrece dos métodos de propulsión: el tradicional, capaz de alcanzar los 48 km/h, y uno híbrido que aprovecha las pedaladas del ciclista para llevar la e-bike hasta los 80 km/h. Las baterías, que pueden sustituirse sobre la marcha, permiten una autonomía, en el modo mixto, de entre 50 y 70 kilómetros. La batería de la bicicleta de Audi es de 530 Wh y se recarga en solo dos horas y media.

Además, cuenta con luces led incorporadas en el manillar y en el asiento, un ordenador de a bordo capaz de sincronizar con el teléfono y, para demostrar que está diseñada para los más deportistas y aventureros, cuenta también con un asistente para “caballitos”. Puede grabar en vídeo (y emitir en directo) y, para evitar robos, se incluye un “inmovilizador” que se maneja con el teléfono móvil del dueño.

Para su presentación oficial, se contó con la presencia y las piruetas del ciclista de pruebas Julien Dupont y la especialista en descenso Petra Bernhard. Una bicicleta que sirve para circular tranquilamente por la ciudad y para practicar deportes de riesgo en el campo. Una todoterreno.