Australia paga un sueldazo a seis jóvenes por jugar con koalas y disfrutar de sus paraísos naturales
Disfrutar de tierras paradisíacas mientras ayudan a preservar esos lugares será la tarea de los seis jóvenes que han tenido la tremenda suerte de ser elegidos para desempeñar “los mejores trabajos del mundo” que otorga Agencia de Turismo Australiana con el fin de fomentar el turismo a sus maravillosos parajes.

Más de 300.000 candidatos de casi 200 países se han quedado con las ganas de poder optar a tan goloso pastel, si bien es cierto que los elegidos han sufrido lo suyo, superando a paso de hormiguita un proceso de selección que parecía interminable. Ahora, sin embargo, sólo queda disfrutar de esos fantásticos empleos otorgados a esa media docena de privilegiados, que durante medio año cobrarán 12.000 euros al mes por desempeñar distintas tareas en otros tantos lugares inefables del país.

Envidia sana despierta saber que, por ejemplo, el australiano Greg Snell ayudará a cuidar la vida salvaje en el sur de la isla de un modo directo, que más bien parece un sueño hecho realidad, sin dejar de probar ni un sólo manjar de este festín.

Nadar con tiburones blancos

Lo hará “todo, desde nadar con leones marinos hasta bucear con tiburones blancos. Desde la conservación de las focas en la isla Canguro, hasta jugar con adorables koalas y despertar con los canguros”. Con la lección bien aprendida, incluso antes de poner un pie en su destino, Snell afirma que “el mundo va a poder disfrutar del mejor turismo en el sur de Australia” a través de su inolvidable experiencia.

Elisa Detrez abandonará su Francia natal para convertirse en guardabosques de un increíble entorno natural, concretamente en la mejor zona del Parque Ranger de Quennsland. También ella tiene muy claro que a a “hacer soñar al mundo entero, para que venga el mayor número de personas posible”.

Australia paga un sueldazo a seis jóvenes por jugar con koalas y disfrutar de sus paraísos naturales
Sean más o menos convincentes (sus andanzas se pueden seguir online), lo cierto es que cuentan con una ayuda inestimable: el mismo entorno pues, no en vano, Australia es uno de los lugares del planeta con mayor biodiversidad y riqueza natural. Podrán comprobarlo durante seis meses, a partir del próximo uno de agosto.

Los candidatos optaban al puesto tras enviar un vídeo de 30 segundos en el que tenían que convencer sobre las razones que los hacían merecedores del “mejor trabajo del mundo”. Además, entre otros factores, contó el currículum, la personalidad y popularidad en las redes sociales, así como el conocimiento del país.