Ayuda a los masais para la conservación del rinoceronte negro
El proyecto Muruna es una iniciativa que promueve el desarrollo de la sociedad de la información en el ámbito rural. Trata de formar y facilitar una actividad productiva que permita teletrabajar en el sector terciario al mismo tiempo que en tareas relacionadas con la biodiversidad, el mundo agrario, el turístico y el pago por servicios ambientales. Se realiza desde dos acciones principales: una, incorporando a la sociedad tecnológica a un grupo de niños de un pueblo de pastores nómadas que viven en territorios de mucha biodiversidad y, la otra, incorporando al mundo rural a un grupo de personas de la sociedad de la información que quieran fijar su residencia en zonas rurales desfavorecidas económica y socialmente pero de alto valor ecológico. En fin, otro proyecto para vivir en el campo y dejar la ciudad.

Lo novedoso del proyecto Muruna es que colaboran en él España y África. Todo parte de Mosses Ndiyaine, un masai del Área de Conservación de Ngorongoro que es pastor de cabras y de vacas, pero que tuvo la oportunidad de estudiar en la capital de Tanzania gracias a un misionero. Acabados sus estudios, regreso a su tribu y allí vive como pastor y portavoz del Consejo de Ancianos de las tribus masai.

Por parte española, colaboran en el proyecto varias organizaciones y personas, todas ellas implicadas en el proyecto para la Convergencia Mundo Rural-Naturaleza, con el único interés de implicar al mundo rural en la recuperación de la vida silvestre.

Una de las primeras acciones del proyecto ha sido dotar de ordenadores, cámaras, prismáticos, libros, tiendas de campaña y otro material técnico para la formación de diez masais que trabajarán en la conservación del rinoceronte negro. Además, se pretende que los masais de Ngorongoro participen activamente en una gestión del territorio de modo que favorezca la conservación de otras especies de la fauna africana que están más amenazadas.