Ballenas cruzando el Pacífico
Dos ejemplares hembras de ballena gris occidental, a las que han llamado Agent y Varvara, están cruzando desde Estados Unidos a la costa de Rusia, en el océano Pacífico. Ahora se encuentra a medio camino, a través del Golfo de Alaska. Por segundo año consecutivo, un equipo internacional de científicos vigilan a estas ballenas en peligro de extinción. El equipo científico hace el seguimiento de los animales a través de satélite.

La población de la ballena gris está catalogada en la Lista Roja de la UICN como especie en peligro crítico. El tamaño de la población estimada en 2010 es de unas 136 ballenas. Entre todas, sólo hay unas treinta hembras adultas. Poco se sabe sobre las rutas migratorias y zonas de invernada de esta población. Saber más sobre sus movimientos ayudará a desarrollar mejores medidas para su conservación.

Este año se han marcado seis ballenas para su seguimiento. De momento, sólo se sigue a estas dos: Agent y Varvara. Parece que siguen el mismo recorrido que tomó Flex, el macho de ballena gris occidental controlado en 2010.

La investigación es posible gracias a una colaboración internacional dirigida por el Instituto A. N. Severtsov de Ecología y Evolución de la Academia Rusa de Ciencias (RAS IEE) y la Universidad Estatal de Oregon (desde el Instituto Marino de Mamíferos) y otras instituciones estadounidenses y rusas.

Los científicos intentan, en ocasiones, acercarse a las ballenas para estudiarlas de cerca, pero las condiciones meteorológicas, a menudo, lo impiden. La ballena bautizada como Agente tiene una edad aproximada de seis años y medio y se ha visto con frecuencia cerca de la isla de Sakhalin, en la punta este de Rusia, al norte de Japón; la primera vez fue en 2005, cuando aún era una cría.

Se calcula que Varvara tiene ocho años. La primera vez que se avistó fue en 2003. Se ha ganado una reputación de ser un ejemplar especialmente curioso y juguetón. Se la puede ver a menudo acercándose a los barcos de los científicos o de turistas.