Barrios sostenibles al cien por cien
El proyecto llamado “One planet living”, desarrollado por la organización ecologista WWF, tiene como objetivo la creación de barrios que sirvan de ejemplo en materia de desarrollo sostenible. Para ello, han de cumplir los siguientes requisitos:

1. Cero emisiones de dióxido de carbono. Nuestro clima está cambiando a causa de las emisiones que produce la actividad de los seres humanos.

2. Cero residuos. Los residuos de los productos desechados, así como los envoltorios, crean el problema de cómo deshacerse de ellos y una sociedad del despilfarro.

3. Transporte sostenible. Viajar en coche y avión contribuye al cambio climático, a la contaminación atmosférica y acústica, y a generar tráfico en ciudades y carreteras.

4. Materiales y productos locales y sostenibles. Adquirir bienes y productos alejados de la comunidad incrementa el daño al medio ambiente y reduce los beneficios para la propia comunidad.

5. Alimentos locales y sostenibles. La agricultura industrial produce comida de mala calidad, destruye los ecosistemas y produce daños por el transporte que conlleva.

6. Agua sostenible. El suministro local de agua fresca y potable es a menudo insuficiente para las necesidades humanas, debido a la contaminación, al cambio del ciclo hidrológico y, finalmente, al agotamiento.

7. Hábitats naturales y vida salvaje. La pérdida de biodiversidad es causada por asentamientos irresponsables por parte del ser humano y la sobreexplotación de los recursos naturales.

8. Patrimonio cultural. La cultura local se ha ido perdiendo a causa de la globalización general, perdiendo la identidad y el conocimiento locales.

9. Equidad y comercio justo. Muchos de los que viven en el mundo industrializado lo hacen en la pobreza y muchos otros no pueden cubrir ni siquiera sus necesidades básicas.

10. Salud y felicidad. El aumento de la riqueza es muchas veces incompatible con una mejora de la salud y la felicidad. El bienestar y la satisfacción propia se confunden con otras metas impuestas por el sistema económico.

El barrio de Lyon Confluence, en la ciudad francesa de Lyon, ha sido el primer barrio en recibir esta distinción.