Basureros en el mar
Existe un problema mundial creciente que es la acumulación de basura en los mares: plásticos, como bolsas y botellas, son el principal residuo que surca en los océanos de todo el mundo. La causa es que el plástico tarda cientos de años en degradarse. La cantidad total acumulada de basura oceánica es desconocida, pero se estima en millones de toneladas. Gran parte de esa basura acaba en el fondo del mar o ingerida por los seres vivos marinos.

Sin embargo, el problema de la basura marina es más acusado en el Océano Índico, los mares del sur de Asia y el sur del mar Negro, ya son un enorme basurero flotante por falta de sistemas de tratamiento de residuos. El daño para los ecosistemas en fatal. Los desechos marinos se rompen en trozos cada vez más pequeños que pueden ser consumidos por peces, mamíferos o aves, afectando la cadena alimentaria.

Si no se pone solución al problema, los problemas de salud y enfermedades podrían aumentar considerablemente. La contaminación sería cada vez mayor en los alimentos procedentes del mar. Otro problema es el del vertido de desechos industriales o agrícolas (fertilizantes nitrogenados), que provoca una acidificación de los océanos, acelerando las zonas muertas.