Beneficios de la conciliación laboral para el medio ambiente
La Fundación Másfamilia tiene como objetivo ayudar a empresas y trabajadores a diseñar un modelo de Responsabilidad Social Empresarial (RSE) enfocado a la conciliación entre la vida familiar y la laboral. Para ello, han creado un certificado para las empresas que apoyan la iniciativa, la certificación erf, dentro de un modelo que denominan RSefr.

Para la Fundación Másfamilia, la conciliación supone una sociedad más justa, con mayores cuotas de salud, bienestar y calidad de vida. En este sentido, apoyan el teletrabajo, ya que es una forma de trabajo que, no sólo facilita la conciliación de la vida familiar y laboral, sino que también ayuda en la mitigación del cambio climático, pues evita el desplazamiento de las personas.

Roberto Martínez, director de Fundación Másfamilia, propone a las empresas establecer medidas de conciliación como el teletrabajo o las telerreuniones, acciones que pueden tener un impacto positivo en la mejora del medio ambiente. Y hace un cálculo: si un tercio de empleados del entorno metropolitano de ciudades como Madrid o Barcelona trabajase desde su casa tan sólo dos días a la semana, se dejarían de emitir, al no producirse desplazamientos en coches, unas mil toneladas de NOx (óxidos de nitrógeno) a la atmósfera. SIn duda, la contaminación de estas dos ciudades disminuiría.

Algunas de las empresas que ha certificado esta fundación ya están poniendo en marcha medidas para teletrabajar algunos días por semana. De momento, en un país como España, no se ve viable que el teletrabajo ocupe toda la jornada laboral todos los días de la semana, pero sí algunos días. Otra posibilidad es permitir trabajar desde casa en las primeras horas del día, tiempo que se suele a ocupar en gestiones como responder el correo u organizar la agenda mientras se atiende a los niños antes de que se vayan a la escuela. De este modo, si se va a la oficina a partir de las diez o las once, el tráfico será menor.

En todo caso, Roberto Martínez también reconoce que parte del rechazo al teletrabajo proviene de sindicatos y trabajadores. En España, el trabajo está muy socializado, es decir, que las relaciones se amplían más allá de la oficina, en el tiempo de ocio, con las típicas cañas de los viernes, por ejemplo. Otro de los obstáculos es la obsolescencia tecnológica de muchas pymes, que no permite, aunque se quiera, este modo de trabajo.