Beneficios de los bosques de eucaliptos
En la sexta edición del Encuentro Forestal para Partes Interesadas, organizado por NORFOR, filial forestal del grupo Ence en Tapia de Casariego (Asturias), el presidente del Fondo para la Protección de los Animales Salvajes (FAPAS), Roberto Hartasánchez, afirmó ayer que las plantaciones de eucaliptos son importantes en la conservación del medio natural y especialmente para el refugio para la fauna silvestre. En este sentido, un experto consideró que “es posible que los osos y los urogallos puedan tener alguna dependencia de las plantaciones de eucaliptos en la costa cantábrica”.

También ha comentado Roberto Hartasánchez que el “gran problema” de biodiversidad existente en Asturias es la desaparición de la abeja en estado silvestre, por lo que, en su opinión, existe una “gran necesidad de polinización” en los territorios de montaña. “La flor del eucalipto potenciará la polinización y traerá consigo un balance económico importante, además del incremento en la producción de alimento para la fauna silvestre”, añadió el presidente de Fapas. Y concluyó afirmando que Asturias era una región “difícil” para la apicultura por los obstáculos que presenta la trashumancia de las colmenas.

Por su parte, el coordinador de gestión forestal sostenible del Grupo Ence, Luis Javier Sánchez, animó a las empresas para que adopten herramientas como la “certificación forestal”, ya que otorga un “sello de calidad” a su gestión. Además, en su opinión, es un elemento que trae consigo “gran valor mediático y comercial” y está “muy vinculada a la producción”.

Sánchez afirmó, así mismo, que el mayor problema en el norte de España en relación con la gestión forestal es el minifundismo (la mayoría de las fincas son de reducida extensión), ya que no permite planes a gran escala que refuercen la sostenibilidad. Se debería, por tanto, potenciar el asociacionismo forestal y el cooperativismo, para poder gestionar conjuntamente el territorio del norte de la Península, además de producir más y conservar mejor.