Berlín proyecta el mayor jardín urbano de Europa
El aeropuerto de Berlín-Tempelhof, en la capital de Alemania, cerró sus puertas al público en octubre de 2008. Estaba muy cerca de la ciudad y no se podía ampliar, por lo que las grandes aeronaves no podían usarlo para aterrizar. Pero la terminal no se derribó, y las pistas y todo el asfalto siguen ahí. Todo el complejo aeronáutico se convirtió en un gran jardín urbano.

Ahora, dos empresas escocesas, Sutherland Hussey y Bruto Max, han ganado un concurso internacional para transformar este lugar en el jardín más grande de Europa. De este modo, tanto los berlineses como los visitantes de la ciudad, podrán disfrutar de una gran zona verde situada a unos pocos minutos del centro de la ciudad, al que han bautizado como Tempelhofer Feld. La entrada al parque es libre desde las seis de la mañana hasta el anochecer.

Existe un proyecto, que cuenta con, al menos, 60 millones de euros, para desarrollar este enorme parque entre 2010 y 2017. El objetivo es mejorar el jardín para acoger, en dicha fecha, la exhibición mundial de horticultura IGA 2017. De hecho, la celebración de eventos no es nueva. Los edificios que hace años recorrían miles de pasajeros, acogen ahora diversas ferias y eventos, como el certamen de moda Bread & Butter o los festivales de música Berlin Festival o Popkomm.

Pero para la exhibición de jardines, el aeropuerto convertido en parque se engalanará aún más convirtiendo una zona de 400 hectáreas en un gran jardín urbano. El proyecto será responsabilidad de las empresas Bruto Max y Sutherland Hussey que van a diseñar un nuevo parque y edificios que contendrán jardines verticales. Este proyecto se espera completar en 2017, justo para la apertura del Festival Internacional de Jardines IGA 2017. Este festival se celebra desde 1984. Comenzó en Liverpool y, en la actualidad, atrae a más de tres millones de visitantes cada año. Una atracción turística muy a tener en cuenta. Y que, además, reivindica la naturaleza urbana y el respeto por el medio ambiente.