Beyonce acusada apoyar crueldad animal 4
Beyoncé ha liado una buena de la forma más inocente del mundo. Lógicamente, quienes la acusan de apoyar a la industria de la crueldad animal no creen que sus acciones sean totalmente ingenuas, y bien mirado no les falta razón. Aunque, por otra parte, habida cuenta de la increíble repercusión mediática de la cantante, cargar las tintas contra la celebritie por hacerse fotos dando el biberón a un tigre es algo que va más allá de lo personal.

La cantante no sólo seduce y se mueve en plan felino como nadie, sino que tiene una especial predilección por los tigres de carne y hueso, vivitos y coleando, a los que adora acariciar y darles el biberón cuando se presenta la ocasión. Es algo que ella misma busca, naturalmente, como demuestras las imágenes que muestra orgullosa en las redes sociales. Pero algo falla. Ese supuesto amor por los animales tiene un problema, y los activistas no han dudado en hacérselo saber.

A la estrella del pop le han llovido críticas a raíz de una foto publicada en internet, en la que aparece con su marido, el cantante Jay Z, y su hija, Blue Ivy dando el bibe a un precioso cachorro de tigre. Han sido unas críticas duras, pero hay que reconocer que ayudan a reflexionar sobre lo que hay detrás de escenas adorables de animales que parecen tener una vida idílica o, cuando menos, una existencia tranquila. Nada más lejos de la realidad, sin embargo.

El lado oscuro

Los defensores de los derechos de los animales no le perdonan su ligereza a la hora de mostrarse junto a animales salvajes que, en realidad, están domesticados o, lo que es lo mismo, condenados de por vida al cautiverio para que personas como ella puedan acercarse a ellos y hacerse bonitas fotos. Por lo tanto, cuando cantante aparece con su familia en este tipo de instantáneas está haciendo una clara publicidad a este tipo de industria, que se lucra sometiendo a estos animales de un modo tan triste como cruel.

Beyonce acusada apoyar crueldad animal
La cantante suele publicar fotografías en las redes sociales mostrando los momentos que vive con su familia, con la que está de vacaciones. A su paso por Cambodia y Tailandia compartió algunas instantáneas a través de Instagram, entre las que se incluían visitas a templos y fotos con crías de tigres de Bengala.

En concreto, estos animales se encontraban en el parque temático FantaSea, en la provincia tailandesa de Phuket, una especie de zoológico que los mantiene en unas condiciones que las organizaciones defensoras de los animales consideran intolerables. Jan Schmidt-Burbach, de la asociación World Animal Protection, dijo que “un tigre no es una cosa para jugar”, y que “su salud y bienestar no debería sacrificarse en beneficio de una fotografía”.

Fomentar la crueldad

“Muchos turistas contribuyen involuntariamente al sufrimiento de animales salvajes como éstos”, concluye la nota difundida por la organización. Una clara alusión a turistas que tienen un impacto mediático enorme como Beyoncé. De hecho, estos pobres animales sufren maltratos constantes para que vuelvan dóciles. Entre otras maravillas, se les separa de sus madres y se les mantiene encerrados en pequeñas jaulas o encadenados para que no puedan dar rienda suelta a su instinto, con lo que ello conlleva para el animal. Y es que una “inocente” fotografía “significa una vida de miseria para ese animal”.

Por lo pronto, ni la cantante ni su marido han respondido a las críticas. Por último, recordemos que ya celebró el primer cumpleaños de su hija en un parque natural, rodeada de animales. También se publicaron un sinfín de imágenes, muchas de ellas alimentando a un tigre con biberón.