Biblioteca al aire libre con libros colgando de los árboles
Este invento deja boquiabierto, mirando hacia arriba, hacia el cielo azul que se adivina entre las frondosas copas de unos árboles un tanto especiales, que nos ofrecen un sinfín de libros de forma gratuita.

Se trata de una biblioteca libre diseñada por Didler Muller, que permite a los transeuntes intercambiar libros en plena calle a través de esta insólita biblioteca urbana, bautizada como The Livre Exchange, cuyo objetivo no es otro que animar a la lectura en un entorno natural, concienciando al tiempo sobre la importancia de reciclar papel.

La idea ya ha tenido una plasmación en la realidad, pues el proyecto se presentó en la Bienal Internacional del diseño del 2013 en la ciudad francesa de Saint Étienne, tal y como muestran las imágenes, en las que puede verse cómo las casitas de plástico protegen a los libros de las inclemencias del tiempo.

Valores positivos

Durante el tiempo que estuvo en funcionamiento, la iniciativa tuvo un gran éxito de participación. Básicamente, los viandantes tomaron un libro de las cajas (no hay que subirse al árbol para acceder a ellas) y a cambio dejaron otro suyo para que no quedara vacía, es decir, para no acabar con las existencias.

Así, además de asegurar las existencias, la sustitución de un libro por otro es todo un símbolo de valores tan positivos como compartir, ofrecer o interactuar, u otros muchos relacionados con la ecología, en este caso el reciclaje, la reutilización o el valioso entorno natural como activador de la mente.

Biblioteca al aire libre con libros colgando de los árboles
El concepto de biblioteca libre está de moda en todo el mundo, si bien esta versión es especialmente interesante por la puesta en escena en un espacio verde urbano. No estaría mal que las áreas naturales de las ciudades se llenaran con este tipo de propuestas, un increíble modo de popularizar la cultura, sin olvidar el amor y el tan necesario respeto por el medio ambiente.