Bicicleta con caravana que se convierte en cama (vídeo)
La Housetrike es una bici peculiar, con usos prácticos que poco tienen que ver con el carrito de los helados en el que parece haberse inspirado. Como ocurre con tantas otras cosas, también esta vez las apariencias engañan, porque además de servir de maletero esta pequeña caravana delantera se despliega y transforma en una socorrida cama.

Al abrirse, en efecto, se convierte en una cama para una persona, ya que consigue aumentar su espacio interior lo suficiente como para transformarse en un pequeño, pero práctico refugio que evite tener que domir a la intemperie.

Cama, mesa, transporte…

A pesar de duplicar su tamaño, la caja puede resultar un tanto claustrofóbica, por lo que su inventor, el artista holandés Bas Sprakel, colocó un par de ojos de buey para poder ver lo que ocurre afuera, pues se bloquea desde el interior para permanecer totalmente cerrada.

Abierta hace las veces de sofá o cama sobre la que poder tumbarse para leer un poco o para hacer la siesta. Si deseamos cerrarla y dejarla aparcada, por ejemplo, una llave la deja cerrada y protegida. Otra cosa será, aún cerrada y bien cerrada, se nos lleven la bici…

Bicicleta con caravana que se convierte en cama (vídeo)
También es práctica como mesa, sobre la que poder preparar una rica comidita caliente cocinando con una pequeña bombona de gas, e igualmente para comerla o hacer cualquier actividad. O, por qué no, puede utilizarse como una bicicleta de carga para poder transportar cualquier cosa.

Su inventor considera que este curioso vehículo es ideal para nómadas, excursionistas sin mapa ni destino, que pernoctan en medio de la nada o en un camping y, por supuesto, también para personas sin hogar… Si quieres verla en acción, no te pierdas el divertido vídeo. La Housetrike no es una maravilla, pero a práctica no la gana nadie.