Biocombustibles y subida de precio de algunos alimentos
Según un informe elaborado por la Organización para la Cooperación Económica y el Desarrollo (OCED) y la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), el precio del trigo y otros cereales secundarios aumentará entre un 15 y un 40% durante los próximos cuarenta años. Las principales causas de este aumento de precio son el crecimiento económico sostenido en los mercados emergentes, que a su vez ha provocado un aumento de la demanda, y la continua expansión de la producción de biocombustibles, necesaria para que los países industrializados cumplan con sus metas de reducción de emisiones, y que crea una demanda adicional.

No es el único alimento que aumentará de precio. El precio real de los aceites vegetales también será, según estimaciones del citado estudio, un 40% más alto que en el periodo 1997-2006. Así mismo, los productos lácteos también aumentarán su precio entre un 16 y un 45%.

A principios de 2010 el grupo ActionAid ya presentaba un informe en el que señalaba que el objetivo de biocombustibles que se ha establecido la Unión Europea (que un 10% del combustible para el transporte provenga de los biocombustibles en 2020) podría incrementar el precio de los alimentos y la falta de tierra. También el Fondo Monetario Internacional (FMI) calcula que los biocombustibles son responsables de entre un 20 y un 30% del aumento del precio de los alimentos en 2008, ya que 125 millones de toneladas de cereales fueron destinadas a la elaboración de biocombustibles. Por otra parte, el aumento en el precio de la carne no será tan acentuado.

Aunque el crecimiento de la producción agrícola mundial se ralentizará durante la próxima década, se mantiene dentro de las estimaciones que creen necesario un aumento del 70% en la producción mundial de alimentos para satisfacer la demanda de la población estimada en 2050.

¿Cuál es entonces la solución? ¿Que no crezca la población mundial? ¿Que no crezcan económicamente los países emergentes? ¿Desarrollar mucho más otras energías como la eólica o la solar? ¿Repartir mejor los alimentos?