Biodiversidad 100 en Europa
En 2010, Año de la Biodiversidad, se llegó a un acuerdo para realizar cien acciones en todo el mundo con el objetivo de proteger la biodiversidad del planeta. A continuación, se describen las acciones que están proyectadas en regiones europeas.

– Francia, el oso pardo del Pirineo. Se trata de establecer un programa de reintroducción que duplique la población de oso pardo en la región en los próximos cinco años. En julio de 2010, el secretario de Estado francés de Ecología, anunció que detendría la inversión para tratar de restaurar al oso pardo del Pirineo (Ursus arctos), que actualmente tiene una población de unos veinte ejemplares. Se intentaron reintroducir osos procedentes de Eslovenia. Pero los agricultores de la zona se opusieron por el peligro que entrañaba para sus ovejas. La realidad era que el impacto de los osos era mínimo. El caso es que el Gobierno francés no ha querido oponerse a los ganaderos, aunque ha subvencionado la instalación de cercas eléctricas y la educación de perros guardianes para proteger a los rebaños. Una investigación científica llevada a cabo por el equipo de Guillaume Chapron entre 2003 y 2009 ha demostrado que esta población de unos veinte osos hace peligrar la especie en la zona.

– Polonia, bisonte europeo del Parque Nacional de Bialowieza. Se trata de proteger todo el Parque Nacional de Bialowieza y su biodiversidad. Desde el siglo XIV el Paruqe Bialowieża ha sido lugar preferido de caza de los reyes polacos. Es un bosques reconocido como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y parte de la Red Natura 2000. En la actualidad, sólo una cuarta parte de los 600 kilómetros cuadrados de bosque en la parte de Polonia está protegida. Este lugar es el hogar de especies como el bisonte europeo, el pájaro carpintero de lomo blanco, animal en peligro de extinción, y otras especies esenciales para la biodiversidad del planeta. La gestión actual está causando una grave disminución de su biodiversidad. Además, hay indicios de que la empresa forestal estatal está considerando una parte de la zona protegida para producir madera. Los científicos piden una ampliación de la frontera del parque nacional para cubrir la totalidad del bosque.

– Rusia, la caza furtiva del tigre. Se trata de modificar la legislación federal para restringir la caza furtiva de especies en peligro de extinción, especialmente, los tigres. Rusia tiene la mayor población de tigres del mundo y la caza furtiva es una práctica habitual. Según la legislación de 2009, no se considera caza furtiva si las armas de fuego están descargadas. En otras palabras, aunque estén junto a un tigre abatido a tiros, si no hay un testigo que le haya visto apretar el gatillo, no se considera cazador furtivo. Por tanto, hay que modificar la ley para que considere como delito la caza de especies raras y en peligro de extinción. Además, deberían aumentar las multas máximas por posesión y transporte de tigres o de sus partes, así como confiscar los vehículos utilizados para transportar a los animales y considerar la exportación de partes del cuerpo como ilegal. Los cambios propuestos son ampliamente apoyados por expertos rusos e internacionales y fueron aprobados durante la Conferencia Internacional del tigre de Amur celebrada en Vladivostok, Rusia, en marzo.

Biodiversidad 100 en Europa

– Rusia, el lago Baikal. Se trata de detener las emisiones contaminantes de las industrias que rodean el lago Baikal. Este lago es el lago más profundo y más antiguo del mundo. Es Patrimonio Mundial Natural de la Unesco. Además, viven allí 1.085 especies de plantas y 1.550 especies de animales, entre otras, la foca de Baikal (Pusa sibirica), una de las tres subespecies que existen de focas de agua dulce. Especialmente dañina es la industria papelera, que vierte aguas residuales y cancerígenas al lago y emite sustancias nocivas a la atmósfera en un radio de hasta 70 kilómetros. Los científicos recomiendan que se cierre la fábrica. En una carta pública al presidente Putin, los científicos señalaban que algunas dioxinas procedentes de los productos de desecho de la celulosa se han encontrado en la fauna de la zona. Además, el riesgo de cáncer ha aumentado en la población local.

– España, el hábitat del oso pardo cantábrico. Se trata de detener la creación de una estación de esquí que pone en peligro crítico el hábitat del oso en la comunidad autónoma de Castilla y León. El Gobierno de esta región está facilitando estas nuevas sesenta pistas en un parque natural en las montañas de Cantabria. Ya en 2006, la construcción de estaciones de esquí de la zona protegida de Fuentes Carrionas fue prohibida. Pero ahora se ha levantado tal restricción. El Ministerio de Medio Ambiente de España está en contra del proyecto de la pista de San Glorio, así como los grupos ecologistas, que advierten de que la construcción causará un perjuicio irreparable para el hábitat del oso pardo cantábrico, en peligro de extinción. Hay unos 140 osos pardos en la Cordillera Cantábrica, pero son necesarios varios cientos para que la población se encuentre fuera de peligro. El desarrollo de la estación de San Glorio debe ser detenido.

Biodiversidad 100 en Europa

– Turquía, la presa Deriner que se construye sobre el río Coruh. Se trata de desarrollar una política de agua para la zona con criterios ecológicos. Turquía va a triplicar el número de represas hidroeléctricas que tiene. Actualmente hay 145 en construcción. La mayoría de ellas eliminará el 90% del agua de los cauces de los ríos. Todas las cuencas se verán afectadas. Los conservacionistas sostienen que esto afectará al río y a todas las especies de peces y plantas que viven en los ecosistemas de sus riberas. Existe una necesidad urgente de desarrollar políticas que tengan en cuenta criterios ecológicos, económicos, culturales y sociopolíticos antes de la construcción de todas estas presas. Hay que añadir que el desarrollo del turismo, la urbanización, la agricultura y el desarrollo industrial del país también están afectando negativamente a la biodiversidad. Como efecto negativo inmediato de las presas, se puede señalar que limita la migración aguas arriba de los esturiones. Así mismo, está descendiendo peligrosamente la tasa de aporte de sedimentos de los ríos turcos al Mar Negro. Estos sedimentos son fundamentales para la creación de deltas de los ríos que benefician a la vida salvaje de la zona.

Biodiversidad 100 en Europa

– Reino Unido, abejas. Se trata de salvaguardar y restaurar las poblaciones de todos los abejorros británicos autóctonos. Estos insectos son esenciales para la polinización de muchas plantas. Se deben llevar a cabo medidas de regulación e incentivos para fomentar el abandono de la agricultura intensiva; realizar una plantación generalizada de flores silvestres, conseguir una mejor gestión del hábitat tanto en parques y espacios públicos, como en jardines, arcenes y setos privados; además de realizar una campaña de sensibilización para el público. Hay una lista con siete especies de abejorro con alta prioridad de conservación. Las causas de la reciente disminución en las poblaciones de abejorros son varias (y aún se están estudiando). Pero lo que parece claro es su relación con la agricultura intensiva. Algunos hábitats de abejas también pueden verse afectados negativamente por acciones como el corte de hierba o el uso de plaguicidas y herbicidas.

– Reino Unido, reintroducción de animales: el águila de cola blanca. Se trata de volver a introducir algunas especies en regiones donde se han extinguido. Los expertos aconsejan crear un impuesto para los parques nacionales que permita un programa de mejoras anuales en la conservación de la biodiversidad, incluyendo la reintroducción de algunos animales que se han extinguido en el ámbito local y nacional. Un reciente informe de Reino Unido, elaborado por el Departamento de Medio Ambiente, Alimentación y Asuntos Rurales (Defra) los lugares de vida silvestre se encuentran en estado grave, incluyendo los parques nacionales. Se está estudiando la posibilidad de la reintroducción del águila de cola blanca, del castor de Eurasia y de otras especies. Ya se ha conseguido con éxito la reintroduciión de otras especies como el águila pescadora, el milano real o la mariposa azul.

– Reino Unido, cañas en Fen Wicken, Cambridgeshire. Se trata de crear doce Zonas de Restauración Ecológica (ZRE), además de mejorar el estado de conservación de las restantes. Según un informe, los espacios naturales de Inglaterra son demasiado pequeños y están demasiado fragmentados para actuar con eficacia y proteger a las especies que los habitan. Se recomienda la creación de doce grandes zonas de restauración ecológica.

– Reino Unido, las reservas marinas. Se trata de exigir al Gobierno del Reino Unido y a las tres administraciones pertinentes que creen un amplio sistema de reservas marinas y gestionen su protección. Un reciente artículo publicado en la revista Nature señala un descenso extraordinario en las poblaciones de peces del fondo marino y una reorganización de los ecosistemas marinos causada por la pesca comercial en Inglaterra y Gales. Algunas especies han sufrido un descenso de más del 50% en su población. Se recomienda crear zonas donde no esté permitida la pesca. Así mismo, deben retirarse los subsidios a la industria pesquera.