Biogás: energía limpia y eliminación de residuos orgánicos
Las basuras, las aguas fecales o los excrementos de animales son residuos orgánicos que pueden convertirse en una forma ecológica de obtener energía. El proceso se denomina biogás y consiste en una mezcla de gases que se generan gracias a microorganismos anaerobios (sin oxígeno) que descomponen la materia orgánica.

El biogás se puede obtener tanto de forma natural (gas natural) o de forma artificial, en dispositivos diseñados para eliminar la contaminación de origen orgánico y producir energía.

En la Unión Europea existen unas 520 instalaciones productoras de biogás. Holanda y Dinamarca son los países que más gas biológico producen, mientras que en España, la implantación de este tipo de energías es mucho menor.