Biosfera 2, el laboratorio climático más grande del mundo
En Biosfera 2, el laboratorio climático más grande del mundo dependiente de la Universidad de Arizona, trabajan para estudiar y poder controlar el clima de todo el mundo.
Construido en 127 hectáreas de superficie acristalada y 6.500 ventanas, se han creado varios ecosistemas para ser estudiados con profundidad: océanos con arrecifes de coral, manglares, bosque tropical, la sabana africana y el desierto.

En Biosfera 2, los científicos pueden controlar la humedad del aire, calentarlo o enfriarlo, retirar partículas del aire, producir lluvia, niebla, estudiar el pH, el oxígeno, el dióxido de carbono, el carbono y todo tipo de gases como el metano. Se puede comprobar cómo aumenta el CO2 y cuál es su impacto en un bosque, etc. En el laboratorio climático más grande del mundo se pueden realizar todo tipo de experimentos y analizar el comportamiento de los ecosistemas, ya que al tratarse de un sistema cerrado, los cambios se pueden observar antes.