Biosolutions, bolsas de bioplástico con agave
Bolsas de plástico y otros envases, como botellas de champú o gel, pueden fabricarse con el bioplástico generado a partir de la fibra de agave que desarrolla la empresa Biosolutions, creada por la EXATEC, Ana Elena Laborde. Los estudios que está realizando Ana Laborde se centran en el proyecto Biosolutions, ganador del primer lugar en una competición de la Universidad de Texas en la que participaron siete equipos con tecnologías innovadoras.

Biosolutions es un proyecto que desarrolla un bioplástico a partir de las fibras de agave, materia prima renovable y subproducto del sector agrícola. Las fibras se obtienen de los desechos del agave, que no sólo son una materia que no se aprovecha para ningún fin, sino que resulta un problema para los productores de tequila.

Este material, gracias a un proceso químico, puede ser transformado para convertirse en un compuesto biodegradable de bioplástico, mezclado con polímeros convencionales. Con este material obtenido se puede fabricar casi cualquier producto de plástico convencional, con la ventaja de que en su elaboración se usa sólo el 50% de derivados de petróleo. El resto son fibras naturales.

El premio mencionado ha sido esencial para que la empresa Biosolutions pueda competir en un mercado mundial y muy competitivo. La Universidad de Texas organiza esta competición mundial de planes de negocio, una excelente oportunidad para presentar ideas a inversores internacionales, que pueden aportar capital o, incluso, comprar la tecnología.

La empresa, además, ha sido seleccionada para recibir fondos de capital del programa Fondo de Innovación Tecnológica desarrollado por la Secretaría de Economía de México y por el Conacyt, y del Fondo Nuevo León a la Innovación (Fonlin).

Gracias a esta financiación, se comenzó a construir una planta piloto que se terminará de instalar próximamente y, de esta manera, empezar a producir el producto y sacarlo del laboratorio al mercado. Con ello, se obtendrán beneficios económicos, pues se generarán empleos, y sociales, al presentar una solución al problema del uso indiscriminado de derivados del petróleo.

El plástico es híbrido: a una resina plástica convencional se le agrega el compuesto extraído de la fibra de agave, explica Ana Laborde.